16.8.10

Helado de fresa




Como es el primer año que me atrevo con los helados, no estoy haciendo experimentos raros. Hice en Nochevieja helado de yogur con frutas de bosque, receta del curso de Navidad de thermomix, y no hace mucho probé con el helado de limón, que para mí ha sido todo un descubrimiento, porque es mi helado preferido.


Nunca me ha gustado el helado de fresa. Cuando me lo daban de pequeña me lo dejaba, y mira que era y soy golosa. Pero es normal, es que no tiene nada que ver un helado industrial hecho con siropes e historias raras, que un helado de fresa casero con fresas escogidas por una misma en temporada y congeladas con todo el cariño. Ahora puedo decir: me encanta MI helado de fresa.

Vi la receta en el blog de Wada, Cocinerando, y a su vez ella cogió la receta de Ana en la cocina. Me ha encantado y pienso repetirlo todos los años en verano.

Como nos pasa a todos, es harto complicado hacerle fotos buenas al helado sin que se derrita...



INGREDIENTES:

  • Un bote de leche evaporada o ideal
  • 500 gr. de fresas congeladas
  • 100 gr. de leche (nata en la receta original)
  • 150 gr. de azúcar glas


PREPARACIÓN CON THERMOMIX:

  • Congelamos la leche evaporada en cubiteras o en un tupper. Yo que la congelé en tupper lo saqué del congelador 5 min. antes para cortar la leche congelada en trozos.
  • Trituramos las fresas congeladas a golpe de turbo. Reservamos.
  • Sin lavar el vaso ponemos la leche congelada el azúcar glas y el azúcar invertido. Trituramos a golpes de turbo.
  • Añadimos la leche y programamos 30 seg., vel. 5-7-9.
  • Agregamos las fresas y lo mismo: 30 seg. vel. 5-7-9.
  • Ponemos en un recipiente para el congelador y congelamos al menos 4-5 horas.
  • Después de ese tiempo, sacamos y trituramos 20 seg. vel.5. Volvemos a meter en el congelador y cuando esté congelado ya podemos degustarlo. (este paso pude saltarse si se quiere,  ya sale cremoso).
  • Cuando vayamos a comerlo, lo sacamos un poco antes para poder hacer las bolas con facilidad. Yo he decorado con un poco de mermelada de fresa caserita y unas hojas de menta.


Os recomiendo que lo hagáis, sobre todo a los que nunca les ha gustado el helado de fresa, porque se sorprenderán...