1.8.10

Bizcocho pasiego




No puedo evitar rendirme a tan delicioso bizcocho, tan sencillo, y sin embargo, de paladar exquisito. Lo hizo Hilmar hace un par de semanas y me cautivó. Ella a su vez recogió la receta de José Manuel, del blog Asopaipas, que no conocía y me ha gustado mucho, sobre todo por su compromiso  en rescatar la cocina tradicional de nuestros pueblos. Este bizcocho es un clásico de la respostería monacal de Cantabria, ¡qué dulces más ricos hacen las monjitas en los conventos!
Para esta delicia he utilizado la harina bizcochona que Harimsa me envió en su impresionante maleta.



He adaptado la receta para unas cantidades un poco menores. Aun así sale un bizcocho grandecito.



INGREDIENTES:

  • 160 gr. de harina bizcochona Harimsa
  • 160 gr. de azúcar glas
  • 80 gr. de mantequilla o margarina
  • 4 claras de huevo





Molde utilizado: cake de metal de 25*10,5*6 cm.



PREPARACIÓN TRADICIONAL:

  • Batimos con varillas la mantequilla y el azúcar hasta que doble su volumen.
  • Agregamos poco a poco la harina tamizada y removemos.
  • Batimos las claras a punto de nieve y las añadimos a la masa en dos veces, removiendo de manera envolvente y dejando la masa lisa y sin grumos.
  • Engrasamos el molde con mantequilla y vertemos la masa. Precalentamos el horno a 160º.
  • Horneamos 40 min. Desmoldamos cuando temple y dejamos descansar sobre una rejilla.
  • Espolvoreamos con azúcar glas.