8.10.12

Bizcocho clásico de yogur y limón (con un toque diferente)



¿Quién no ha hecho nunca el típico bizcocho de yogur? Sí sí, ese del 1, 2, 3...Estoy casi segura de que la mayoría, como yo, fue el primer bizcocho que hicieron. Fácil y de resultado fantástico.

Pues como soy un poco "tocapelo..." y el sabor a limón en la repostería me encanta, he trastocado un poco esta receta tan tradicional (que, por cierto, ¿alguien sabe su origen?), quitándole un huevo y añadiéndole limón entero, con su cáscara, su pulpa y su zumo. El sabor así está muy conseguido, sabe mucho a limón y queda superesponjoso.





BIZCOCHO CLÁSICO DE YOGUR Y LIMÓN (CON UN TOQUE DIFERENTE)


Molde utilizado: cake de vidrio de 23,5*12,5*7 cm.


INGREDIENTES:

  • 2 huevos
  • Un yogur natural
  • Una medida de yogur de aceite de oliva virgen extra (un pelín menos)
  • 2 medidas de yogur de azúcar (un pelín menos)
  • 3 medidas de yogur de harina de repostería (bien llenos)
  • Medio limón (un limón si es pequeño)
  • 10 gr. de levadura química


PREPARACIÓN TRADICIONAL:

  • Lavamos muy bien el medio limón, le quitamos los huesos y el extremo. Picamos muy finamente en un accesorio picador.
  • En un cuenco grande agregamos todos los ingredientes excepto la harina y la levadura y batimos enérgicamente con la batidora hasta que no quede ningún grumo, a excepción de alguno pedacitos de pulpa o cáscara de limón.
  • Tamizamos la harina y la levadura y la agregamos poco a poco a la mezcla integrándola con movimientos envolventes.
  • Pincelamos el molde con un pelín de aceite y después cubrimos con harina espolvoreada con un colador.
  • Volcamos la masa y dejamos que repose una media hora.
  • Precalentamos el horno a 160º y horneamos a la misma temperatura durante 55 minutos aprox., o cuando comprobemos con una aguja que está hecho por dentro.


PREPARACIÓN CON THERMOMIX:

  • Lavamos muy bien el medio limón, le quitamos los huesos y el extremo.
  • Echamos todos los ingredientes junto en el vaso y programamos 40 seg., vel. 5-7.
  • Pincelamos el molde con un pelín de aceite y después cubrimos con harina espolvoreada con un colador.
  • Volcamos la masa y dejamos que repose una media hora.
  • Precalentamos el horno a 160º y horneamos a la misma temperatura durante 55 minutos aprox., o cuando comprobemos con una aguja que está hecho por dentro.


A TENER EN CUENTA


No es necesario el reposo de la masa durante media hora, pero el bizcocho gana en esponjosidad y sube un poco más.

La masa queda un pelín menos espesa que la masa habitual de un bizcocho, pero no supone ningún problema. Es por ello que se hornea a menos temperatura durante más tiempo. Así se hace bien por dentro sin quedar muy tostado por fuera y también gana en frescura y esponjosidad.


26 comentarios:

  1. Me gusta la idea!! Este es de mis preferidos, no hay otro que sepa mejor.

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. ¡¡ Qué ricooooo.... !! El bizcocho de limón es el preferido de mi marido....no hace mucho lo intenté hacer con ése sistema de las medidas de yogur y me salió crudo por dentro....para tirarlo.
    No sé qué pasó....
    Intentaré seguir tus pasos y tu consejo del medio limón.....
    Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puede ser que lo batieras demasiado, a veces pasa. Pero seguro que para la próxima te queda de cine, que no es nada difícil.

      Un beso!

      Eliminar
  3. Que rico Laurita, me encanta por la mañana con un café calentito, un buen trozo de bizcocho de limón es inmejorable, pena de dieta hija que no me deja comerlo todo lo que yo quisiera. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues solo un pelín pa probarlo y ya está. a veces lo deseos reprimidos en las dietas son peores!

      Eliminar
  4. que bueno!! llevaré a cabo tu consejo del limón para ver si realmente queda tan rico como la pinta que tiene :)

    ResponderEliminar
  5. Pues seguro que queda más bueno, a mí el limón me encanta.

    ¿El origen?, ni idea... probablemente de algún programa de la TV, ya sabes que era el 'internet' de aquella época :)

    ResponderEliminar
  6. Un acierto total y explicado muy bien!!! Me lo llevo Laura a mi cocina porque los bizcochos nos encantan!!! Este sera el próximo con seguridad!!!
    Besos

    ResponderEliminar
  7. Que bueno tiene que estar así con el limón...en cuanto el limonero de mi suegro tenga los limones maduros lo probaré.
    Besos guapa.

    ResponderEliminar
  8. Ohhh no hay nada que me guste más que un bizcocho de limón, este cae el fin de semana. Gracias por compartirlo, bss

    ResponderEliminar
  9. Pues me encanta ese toque cítrico que le has dado.
    Te felicito!!

    Por cierto, también el bizcocho de yogur, fue el primero que yo hice, jejeje.
    Un besín.

    ResponderEliminar
  10. Me ha encantado la idea de sustituir un huevo por un limón. A mi el limón me encanta tanto en repostería como para algunos platos salados y seguro que esté bizcocho tiene un sabor espectacular.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Pues ni idea de quien invetó este bizcocho pero al que lo hizo habría que hacerle un monumento, menudo descubrimiento! y menudo "tuneo" le has hecho, me encanta! el saborcito del limón hace que esté más bueno si cabe.
    Un besito

    ResponderEliminar
  12. Jejejeje.....parece que tenemos telepatía, si vieras que tengo redactado un bizcocho superparecido a este, en cuanto me deje la peque lo publico.
    Besitos guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya he visto el tuyo jajaj, aunque sin seguir los pasos del 1,2,3, pero igual de bueno, seguro. Un beso!

      Eliminar
  13. He comprobado también que horneando con menos temperatura y mas tiempo queda mejor el bizcocho. Un besazo.

    ResponderEliminar
  14. Pues a mi ese toque diferent, me encanta, y es que el limón me gusta con todo, la próxima vez si te atreves hazlo con lima, ummmmm.

    Besitossss

    ResponderEliminar
  15. Para mí sigue siendo de los mejores. Lo hago con frecuencia porque el aroma a limón me encanta. No dudes que en el próximo le daré tu toque.
    Un abrazo,
    María José.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. María José, seguro que te gusta, sabe mucho mucho a limón. Espero que te salga bien! Un beso!

      Eliminar
  16. Querida Laura: Pues si mis notas no me fallan, los bizcochos surjen en la antigüedad como un alimento para los soldados, los marineros o viajeros y exploradores varios. En sus orígenes se cocían dos veces, con el fin de secarlos mucho y que tuvieran una duración muy prolongada. De hecho, la palabra "bizcocho" procede del latín bis coctus que significa “cocido dos veces".
    Ahora no hacemos esa segunda cocción, pues más que secarlo, lo que buscamos es que se mantengan tiernos y esponjosos, para lo que necesitamos cierto grado de humedad.
    Esta receta tuya se ve muy bien elaborada, con su humedad justa y con gran esponjosidad a pesar de haberle quitado un huevo de la original.
    Me gustaría probar el toque ácido que debe darle el limón entero. No deja de ser un agregado original y sin duda riquísimo.
    Un beso grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi Puri, eres una enciclopedia andante! Ahora que lo dices la etimología tiene mucho sentido, y la historia del origen me ha encantado. De todas maneras yo me refería al origen de la receta del bizcocho de yogur en concreto, que todo el mundo la conoce pero nadie sabe de su procedencia.

      El sabor a limón me gusta tanto que no me conformo con la ralladura, necesito ese toque ácido tan rico, y la verdad que se consigue, sale delicioso. También hago las magdalenas así y salen estupendas.

      Un beso grande!

      Eliminar
  17. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  18. Laura, gracias. He hecho este bizcocho y me ha quedado muy bien. Nunca he considerado que a mí me saliese bien la repostería, quitadas algunas cosillas, pero hoy creo que he cogido seguridad. La variación que introduje fue el azúcar: no lo tenía blanco y le he puesto melaza, por lo tanto, el color es muy oscurito, como si fuese un bizcocho integral. Lo de dejarlo reposar media hora creo que en Galicia es un acierto total porque las masas fermentan con mucha lentitud, así cuando lo he metido en el horno ha empezado a crecer sin prisa pero sin pausa.
    ¡Un besito!
    Belén.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Berenguela, me alegro muchísimo de que el bizcocho te haya salido bien. Y si además hiciste un cambio y te siguió saliendo bien, puedes convencerte de que puedes seguir haciendo repostería, los cambios en repostería son complicados y tú lo has superado con éxito. Has hecho bien en dejarlo reposar, seguro que el bizcocho ha ganado en esponjosidad.
      Muchas gracias por confiar en mis recetas!
      Un beso

      Eliminar

¡Gracias por dejarme tu comentario!