22.10.12

Salmón marinado



Qué tonta he sido durante años. Con lo que me gusta el salmón ahumado y lo compro siempre como un artículo de lujo para ocasiones especiales. ¡Con lo fácil que es hacerlo! Puntualizo, este salmón no es ahumado, sino marinado, no toca el humo ni sal sal ahumada por ningún lado, pero así está igual o más bueno todavía.

Este salmón es el que lleva la ensalada de mi huerta I de la entrada anterior, ¡sólo me faltó haber hecho el queso!

He visto varias recetas de distintas amigas blogueras, pero al final me he quedado con la que me dio mi amiga Belén, que la hace mucho en casa y como lo he probado y me ha gustado tanto, ¡qué mejor que ir sobre seguro! Y ya verán qué fácil.





SALMÓN MARINADO



INGREDIENTES:

  • Un lomo de salmón de 1/2 kg. sin espinas
  • 300 gr. de sal fina
  • 100 gr. de azúcar
  • 2 cucharadas de eneldo seco
  • Aceite de oliva virgen extra





PREPARACIÓN TRADICIONAL:

  • Mezclamos la sal, el azúcar y el eneldo.
  • En un recipiente (un poco más grande que el lomo de salmón) ponemos una capa de la mezcla anterior. A continuación metemos el salmón con la piel hacia abajo. Cubrimos generosamente con la mezcla sin que quede ningún trozo de salmón al aire.
  • Cubrimos con papel film todo el contorno y ponemos encima algo de peso (por ejemplo, un cartón de leche). Metemos en el frigorífico 24 horas.
  • Damos la vuelta al salmón en el mismo recipiente y volvemos cubrir con papel film y el peso. Guardamos en el frigorífico 24 horas más.
  • Al día siguiente sacamos el salmón y le quitamos la sal, si es necesario, enjuagando levemente con agua.
  • Laminamos muy finamente y guardamos en un recipiente con tapa cubierto de aceite.






A TENER EN CUENTA


Si el lomo de salmón en más grande y grueso, es posible que necesite uno o dos días más en el frigorífico, dándole la vuelta cada 24 horas.

Cubierto de aceite el salmón puede durar semanas en el frigorífico, si dura...


¡Feliz lunes, buen comienzo de semana!