10.8.10

Panecillos de okara con sésamo





Os recuerdo que esta semana la dedico a la soja y después de realizar la leche de soja, he utilizado sus "posos", es decir, la okara, en mi humilde panadería.


Mi primera receta con okara no ha podido ser más satisfactoria. Unos panecillos suaves y delicados con un toquecillo dulce y  una miga muy esponjosa.






Y como sigo con mis experimentos con masa madre San Francisco, pues también la he incluido en este pan. El sésamo...¡últimamente se lo echo a todo!



INGREDIENTES (10 panecillos de 100 gr. aprox.):

  • 400 gramos de harina de fuerza
  • 100 gr. de harina blanca de centeno
  • 200 gr. de masa madre San Francisco
  • 100 gr. de okara
  • 10 gr. de sal
  • 20 gr. de azúcar moreno
  • 5 gr. de levadura seca de panadería
  • 20 gr. de aceite de oliva virgen extra
  • 40 gr. de semillas de sésamo (opcional)





PREPARACIÓN (1º amasado con panificadora):

  • Ponemos en la panificadora todos los ingredientes (primero líquidos y después sólidos) vertiendo al final la masa madre. Utilizamos el programa de amasado (que incluye amasado+levado).
  • Sacamos la masa de la panificadora (cuidado que queda pegajosa) y en una base enharinada dividimos en trozos de 100 gr. aprox. y hacemos las bolas.
  • Dejamos levar por segunda vez en la placa de horno sobre papel vegetal durante una hora (en invierno será necesario más tiempo) tapados con un paño húmedo.
  • Precalentamos a 250º el horno con un bol resistente al calor lleno de agua en la base del horno.
  • Hacemos cortes a los panes con una cuchilla, pulverizamos con agua y los horneamos a 220º durante 18-20 min.
  • Sacamos y dejamos enfriar sobre una rejilla.





A TENER EN CUENTA



Hice dos hornadas de panecillos para que no se pegaran unos con otros.

La okara que se genera después de hacer mi receta de leche de soja  pesa aproximadamente 200 gr. Como he utilizado sólo 100 gr. he congelado el resto para otra ocasión.

Estos panecillos quedan estupendos tanto con dulce como con salado: una buena mermelada o simplemente con un buen aceite de oliva virgen extra y rodajas de tomate.


 Mañana más, y más dulce.....