19.6.10

Ensalada de espinacas con requesón y frutas bañada en salsa de miel de caña y mermelada de cerezas




Sencillamente deliciosa. Me quedaban algunas fresas (las últimas de la temporada), un kiwi, un trocito de piña natural, y todo lo demás salió rodado...



El requesón es de la quesería El Pastor del Valle. Desde que lo probé a principios de mayo cuando fuimos a visitar su quesería con los gastronautas, me quedé prendada de él. Es un requesón de cabra que hacen a diario (de hecho hay que encargarlo el día antes) y que tiene una frescura inigualable. No promociono sus productos por interés, solo quiero resaltar su calidad porque sencillamente se lo merecen.






INGREDIENTES (una persona):

  • Espinacas frescas
  • Un trozo de requesón de El Pastor del Valle
  • 4-5 fresas
  • Una rodaja de piña natural
  • Un kiwi
  • Semillas de lino dorado
  • Una cucharadita de miel de caña
  • Una cucharadita de mermelada de cerezas
  • Una cucharadita de vinagre de manzana
  • Una cucharadita de aceite de oliva virgen extra



PREPARACIÓN TRADICIONAL:

  • Lavamos, pelamos y cortamos la fruta en trozos pequeños (reservamos una fresa sin cortar)
  • Desmenuzamos el requesón.
  • Ponemos en una ensaladera grande una cama de espinacas frescas cortadas.
  • Añadimos las frutas una por una, distribuyendo los colores. Agregamos el requesón
  • En un bol mezclamos  muy bien la mermelada, la miel de caña, el vinagre y el aceite y la echamos con la cuchara  bien repartida por toda la ensalada.
  • Decoramos con semillas de lino dorado (y la fresa reservada) al gusto.