18.7.12

Bocaditos de hojaldre con cabello, calabacín y jamón




Bueno bueno, de vuelta de las vacaciones, cansadísima de no parar ni un segundo, con el país revolucionado por la situación, que daría para una gran larga conversación y debate y que no quiero entrar en detalles para no encenderme y que me salda el humo por la orejas, con mucho calor por Málaga, después de haber estado a 15-18ºC en Inglaterra, y de vuelta al trabajo, sin ganas, pero cruzando los dedos para que pueda seguir viniendo todos los días. Depresión post-vacacional, pues sí, para que mentirles, pero ya se me irán quitando las tonterías. 


Por lo pronto, invito a todas las personas de este país a unirse a las manifestaciones convocadas contra las medidas del Gobierno para mañana 19 de julio a las 20:30 en todas las capitales de España. En Málaga el itinerario comienza en Alameda de Colón y concluye en la Plaza de la Merced. ¡EL PUEBLO, UNIDO, JAMÁS SERÁ VENCIDO!


Ya me he encendido, hay que ver con solo dos párrafos...


Corramos un tupidísimo velo para volver a la rutina gastronómica de este blog, y que quiero que así siga siendo.

Estos bocaditos de aperitivo son muy fáciles de hacer, aunque algo entretenidos, todo sea dicho, pero todo bocado tipo canapé lo es ¿no es cierto? La combinación dulce-salada del cabello de ángel y el jamón y el sabor neutro del calabacín es magnífica para acompañar con un tinto de verano, cerveza o limonada fresquita y abrir boca antes de la comida.

El cabello de ángel, aunque no lo he publicado, es completamente artesanal. Mi amiga  Reme (Al sur del sur), allá por enero, me regaló una cidra pequeñita, y con todo el cariño del mundo hice su receta de cabello de ángel. Sólo me salió un botecito, y lo he guardado con tanto aprecio que no ha sido hasta ahora cuando lo he abierto para esta receta.


BOCADITOS DE HOJALDRE CON CABELLO, CALABACÍN Y JAMÓN



INGREDIENTES (32 bocaditos):

  • Una lámina de hojaldre rectangular refrigerada
  • Cabello de ángel casero 
  • Un calabacín 
  • Jamón ibérico 


PREPARACIÓN TRADICIONAL:

  • Precalentamos el horno a 200º. 
  • Estiramos, con cuidado, la masa de hojaldre en una superficie enharinada. 
  • Pinchamos muy bien toda la masa con un tenedor para que al hornearse no suba en exceso. 
  • Hacemos rectángulos pequeños en la lámina con un cuchillo afilado. 
  • Cubrimos la bandeja de horno con papel de hornear y pasamos los rectángulos de masa a ella. 
  • Horneamos durante 15 minutos aprox. Sacamos y dejamos enfriar sobre una rejilla. 
  • Lavamos muy bien el calabacín y le quitamos los extremos. Lo partimos longitudinalmente y hacemos láminas muy finas. Cortamos dichas láminas en rectángulos del tamaño de los bocaditos de hojaldre. Hacemos la misma operación con el jamón ibérico. 
  • Untamos el hojaldre con un poco de cabello de ángel, ponemos encima una lámina de calabacín y otra de jamón. Repetimos la operación con todos los bocaditos. 





A TENER EN CUENTA


Se pueden presentar bocados de ración para aperitivo dividiendo la masa de hojaldre en 6-8 rectángulos.

Los restos que sobren de jamón y calabacín podemos utilizarlos para enriquecer nuestra ensalada, o sofreír con un pelín de cebolla, o añadirlos a una tortilla. Por favor ¡no los tiren, que sigue siendo comida!