Otras cocinas

Otras vivencias gastronómicas

Otros mundos

Tarta de naranja




El día de mi segundo cumpleblog (ya mismo celebraré cuatro añitos, cómo pasa el tiempo) hice una tarta de queso a la naranja para celebrarlo. Una tarta bien rica y es muy refrescante, pero en su día pensé en que debería mejorarla y utilizar el sabor a naranja natural.


La tarta de naranja que hoy les presento cumple con los mismos preceptos que la anterior, una tarta refrescante y ligera, pero con la mejora de utilizar zumo de naranja natural, mermelada de naranja casera y cáscara de naranja. El sabor a naranja es muchísimo más intenso y, cuidado, entra tan bien que es adictiva.



TARTA DE NARANJA 



INGREDIENTES (6 porciones):


Para la base:
  • 120 gr. de galletas tipo "maria"
  • 50 gr. de mantequilla a temperatura ambiente


Para el relleno:

  • 300 ml. de zumo de naranja natural
  • 300 gr. de queso de untar "light"
  • 150 gr. de mermelada de naranja
  • 15 gr. de gelatina neutra en polvo (un sobre y medio)


Para la cobertura:

  • 100 gr. de mermelada de naranja
  • 2 cucharadas de zumo de naranja
  • 2 cucharadas de agua
  • 3 gr. de gelatina neutra en polvo
  • Tiras de piel de naranja (opcional)


*Molde utilizado: redondo de metal desmontable de 20 cm. de diámetro.



PREPARACIÓN TRADICIONAL:



La base:

  • Trituramos las galletas en un mortero. 
  • Agregamos la mantequilla a las galletas y mezclamos con las manos hasta que se haga una pasta. Seguramente quedará algo suelta, pero no pasa nada. 
  • Forramos la base del molde con papel de hornear. Incorporamos dentro la masa de galletas y aplastamos muy bien dejando la base cubierta de manera homogénea. Reservamos al menos 15 minutos en el congelador (o media hora en el frigorífico) para que se compacte. 


El relleno:

  • Reservamos medio vaso de zumo de naranja. 
  • Calentamos en un cazo el queso, la mermelada y el zumo de naranja restante. 
  • Disolvemos la gelatina en el zumo de naranja reservado e incorporamos al cazo. 
  • Retiramos del fuego antes de que hierva. 
  • Sacamos el molde del congelador y echamos la mezcla con cuidado. Dejamos templar a temperatura ambiente unos 10 minutos y después reservamos en el frigorífico.


La cobertura:

  • Calentamos en un cazo la mermelada con el zumo. Disolvemos la gelatina en el agua y agregamos al cazo. Apartamos antes de que hierva. 
  • Sacamos la tarta del frigorífico y añadimos con cuidado la cobertura. Introducimos de nuevo en el frigorífico y enfriamos al menos tres horas antes de consumirla.


Antes de servirla, podemos cortar unas tiras de piel de naranja como decoración e incorporarlas justo antes de servir.






PREPARACIÓN CON THERMOMIX:


La base:

  • Trituramos las galletas con dos o tres golpes de turbo. Apartamos en un cuenco grande.
  • Agregamos la mantequilla a las galletas y mezclamos con las manos hasta que se haga una pasta. Seguramente quedará algo suelta, pero no pasa nada.
  • Forramos la base del molde con papel de hornear. Incorporamos dentro la masa de galletas y aplastamos muy bien dejando la base cubierta de manera homogénea. Reservamos  al menos 15 minutos en el congelador  (o media hora en el frigorífico) para que se compacte.


El relleno:

  • Echamos en el vaso el queso, el zumo de naranja, la gelatina y la mermelada. Programamos 5:30 min, 90º, vel. 5.
  • Sacamos el molde del congelador y echamos la mezcla con cuidado. Dejamos templar a temperatura ambiente unos 10 minutos y después reservamos en el frigorífico.


La cobertura:

  • Calentamos en un cazo la mermelada con el zumo. Disolvemos la gelatina en el agua y agregamos al cazo. Apartamos antes de que hierva. 
  • Sacamos la tarta del frigorífico y añadimos con cuidado la cobertura. Introducimos de nuevo en el frigorífico y enfriamos al menos tres horas antes de consumirla.


Antes de servirla, podemos cortar unas tiras de piel de naranja como decoración e incorporarlas justo antes de servir.



---------------------


Por supuesto hoy, antes de terminar mi entrada, tengo que hacer referencia al magnífico día que pasamos el sábado en la Quedada bloguera andaluza en Salobreña, organizada excelentemente por Lidia, en la que pudimos visitar la fábrica de Ron Montero, comer de manera excepcional en el Restaurante los Faroles (me muero por repetir una ración de quisquillas) y, por último, hacer una cata de Ron El Mondero. Muchísimas gracias, Lidia, por haber hecho posible ese día y darnos la oportunidad de conocer a nuevos amigos blogueros.





Estuvimos en el evento (incluidos en muchos casos, maridos, mujeres y familia):


Lidia (Atrapada en mi cocina)
José Manuel (Asopaipas)
Begoña (Las recetas de Marichu y las mías)
Lola (Ajoblanco)
Mª Ángeles (Cocinar sin miedo)
Ana (Cocina con Ana y Corazón de almíbar)
Laura (Azúcar y harina y Laura cocinillas)
Reme (Al sur del sur)
Begoña (Al calor del horno)
María (La despensa de María)
Lola (Lola en la cocina)
Helena (Mi puchero)
Tere (Terecetario)
Rocio y José Manuel (Las recetas de Triana)
Ana María (Cocinando entre olivos)
Laurita (Cocinax2. Las recetas de Laurita)