9.4.12

Tortillitas de bacalao




El bacalao es el ingrediente estrella de las comidas de Semana Santa, y no pasa un año en que no comamos tortillitas de bacalao. En otras casas tienen la tradición de hacer buñuelos de bacalao (de una manera más o menos parecidas a las tortillitas) o albondiguillas de bacalao para acompañar al potaje. Todo los los viernes santo, como ya os he comenado, nos reunimos en la casa de mis padres, casi con la misma tradición que si se tratara de una Nochebuena, para comernos el menú de Semana Santa. Esto es: potaje de garbanzos con bacalao, tortillitas de bacalao, bacalao frito y arroz con leche. Este año el menú ha sido aumentado con mis torrijas.

Mi madre pone las tortillitas y el bacalao frito de segundo, después del potaje, pero cuando llegan a la mesa la bandeja suele estar por la mitad, porque mientras va friendo y salen de la sartén aparecen  incontables manos en innumerables ocasiones que hacen desaparecer las tortillitas por arte de magia. Por eso será que de segundo para mí solo existe el bacalao frito ;-)

Como es normal en nuestras madres, la mayoría de las recetas las hacen a ojo, y normalmente le salen todas bien. En este caso siempre he pensado que mi madre abusa un poco de la harina y no se acuerda demasiado del bacalao. Así que como apenas me pudo decir cantidades exactas, excepto en los huevos y los ajos, he ajustado como buenamente he podido las cantidades para que además salgan un poco más ligeras de harina. Y así ha sido, han salido mas ligeras y con más sabor a bacalao. Este viernes pasado mi madre se fió de mi y las hicimos como las mismas cantidades que hoy os presento.

Con este receta clausuro, por este año, el especial de Semana Santa.






INGREDIENTES:

  • 250 gr. de bacalao en salazón
  • 3 huevos
  • 250 gr. de agua
  • 120 gr. de harina para freír (o semolina)
  • 100 gr. de harina común
  • 3 dientes de ajo
  • 2-3 ramitas de perejil
  • Una cucharadita de levadura química
  • Colorante alimentario o cúrcuma
  • Aceite de oliva virgen extra


PREPARACIÓN TRADICIONAL:

  • Enjuagamos muy muy bien el bacalao y lo ponemos en un cazo cubierto de haga. Cuando rompa a hervir lo apartamos. Sacamos el bacalao, le quitamos la piel, las espinas y lo desmigamos. Reservamos 250 gr. del agua de la cocción para hacer las tortillitas.
  • Picamos muy finitos los ajos y el perejil.
  • Batimos los huevos, añadimos el ajo y el perejil, el bacalao desmigado, el colorante (o la cúrcuma) y el agua. Integramos los ingredientes.
  • Mezclamos las harinas y la levadura. La tamizamos (mi madre no lo hace) y la vamos incorporando poco a poco a la mezcla hasta que esté totalmente integrada.
  • Calentamos el aceite bien caliente en una sartén y vamos echando cucharadas de masa teniendo cuidado de que no se peguen unas con otras. Doramos por los dos lados y apartamos las tortillitas sobre papel absorbente. Seguimos friendo hasta que se acabe la masa.
  • Volcamos las tortillitas en otro plato o bandeja para servir ¡si es que queda alguna!





A TENER EN CUENTA

Se puede realizan sólo con harina común o sólo con harina de freír.

Puede que la masa admita un poco más de harina, pero tengan cuidado, que pueden salir demasiado "correosas".