28.3.10

Quedada Gastronautas Malagueños en Restaurante Montana

El jueves 25 de marzo, por fin, nos reunimos muchos de los componentes que formamos "Gastronautas malagueños" para conocernos personalmente y hablar sobre nuestras inquietudes gastronómicas y nuestras ideas para poner en marcha esta iniciativa de reunir a todos los blogueros malagueños amantes de la cocina en restaurantes, bodegas, fiestas gastronómicas, mercadillos ecológicos, queserías....y ofreceros a vosotros, nuestros lectores, una información de calidad sobre productos de nuestra tierra y sobre la elaboración de muchos de ellos, informaros de noticias culinarias y muchos aspectos más.
La reunión fue en el Restaurante Montana, de Málaga capital, situado en C/Compás de la Victoria. Disfrutamos de un restaurante cálido, amplio, con una decoración moderna pero sobria. Es ciertamente acogedor. El menú fue delicioso y a un precio especial para gastronautas bastante asequible para la calidad del restaurante.

Asistimos a la cita Carlos, Víctor, Mariló, Reme, Pepe, Jose, Maribel y Ángel, Mª Ángeles, Toñi, Olimpia (que no tiene blog pero es la que mejor nos conoce a todos) y una servidora.

Empezamos con un aperitivo de "Crema de lentejas" acompañado de regañás.

Después vino una "Ensalada de sardinas con membrillo de tomate". Buena, el membrillo de tomate tenía un sabor muy rico, aunque para mi gusto, el aderezo era bastante fuerte.


De pescado tomamos "Corvina con almejas y guarnición de pimientos roteña". Delicioso, la guarnición de pimientos casaba estupendamente con el pescado.


La carne consistió en unas "Carrilleras de cerdo ibérico estofadas con escabeche de patatas y boletus". Las carrilleras me encantan, y éstas estaban bien tiernitas y jugosas.


Y para mí, el mejor plato de la noche fue el postre "Espuma caliente de gachas, anís, trufa y galleta crujiente". Era un poco escéptica con la espuma de gachas, no sabía lo que iba a encontrar, porque recuerdo las gachas de mi infancia y no me gustaban nada, pero este postre no tiene nada que ver....es simplemente espectacular. Sabor delicioso de mezcla de anís, canela, galleta y trufa....¡me encantaría repetirlo!


Al final de la noche tuvimos una degustación de Ginebra Bulldog con tónica y regaliz. Bastante suave y rico, aunque para mí, poco acostumbrada al alcohol, se me subió con dos sorbos.

Fue una noche muy agradable y enriquecedora, además Toñi, de Valle del Guadalhorce nos obsequió con unas aceitunas aloreñas que ya he probado y ¡están buenísimas!


Podéis ver una crónica más exhaustiva y con fotos de nuestras caras en Gastronautas Malagueños.