12.12.14

Roscos de vino dulce de Málaga




Seguimos con los dulces típicos de la Navidad. Los roscos de vino son un clásico que no debe faltar. No se pueden imaginar lo sencillos que son, muchísimo más que los mantecados de almendra que les enseñe hace unos días, y el resultado es superior. Anímense a hacerlos y disfrutarán de una navidad con unos dulces caseros y bien sanos.

La receta vuelve a ser de mi incombustible amiga y maestra Reme.

¡Que tengan buen fin de semana!



ROSCOS DE VINO DE MÁLAGA


INGREDIENTES (40 roscos aprox.):
  • 150 gr. de aceite de oliva virgen extra
  • Piel de medio limón 
  • Una cucharada de matalahúga (anís en grano)
  • 200 gr. de almendras marconas de Tolox
  • 150 gr. de azúcar
  • 400 gr. de harina de repostería
  • 2 clavos
  • 150 gr. de vino moscatel de Málaga (Jarel de Bodegas Almijara)
  • 40 grs. anís dulce
  • Una cucharadita de canela molida
  • 15 gr. de sésamo tostado
  • Una pizca de sal
  • Azúcar glas para emborrizar

Utensilios:
  • Un cortapastas redondo de 5 cm.
  • Un descorazonador de manzanas
  • Papel de seda (opcional)





PREPARACIÓN TRADICIONAL:
  • Calentamos el aceite con la piel de limón y la matalahúga sin que llegue a humear. Apartamos y dejamos infusionar hasta que enfríe el aceite. Después desechamos la piel de limón.
  • Picamos las almendras (con su piel) con el azúcar y los clavos (en Thermomix 2 golpes de turbo).
  • En un bol echamos todos los ingredientes, incluido el aceite con la matalahúga y las almendras picadas con el azúcar y los clavos, y amasamos hasta que la masa quede homogénea. Debe despegarse perfectamente de las manos.
  • Precalentamos el horno a 200º calor arriba y abajo.
  • Estiramos la masa con un rodillo hasta 1,5 cm de grosor aproximadamente. Cortamos con el cortapastas redondo y hacemos el agujero central con el descorazonador de manzanas. Vamos pasando a una bandeja de horno. Con los trozos sobrantes volvemos a hacer una bola y estiramos, repitiendo la misma operación hasta que se termine la masa. Dará para dos hornadas.
  • Horneamos unos 15 minutos o hasta que veamos que se están tostando por encima. Mejor que queden un poco blandos al sacarlos porque después endurecen.
  • En caliente emborrizamos con azúcar glas y dejamos reposar.
  • Cuando enfríen volvemos a emborrizar con otra capa de azúcar glas.
  • Envolvemos con papel de seda (opcional).