9.12.14

Mantecados de almendra




Empezamos a meternos en la cocina con los dulces navideños y los demás preparativos para estas fechas. Y qué mejor que empezar con el dulce por excelencia de estas fechas en España, los mantecados.

Estos mantecados de almendra son muy fáciles, la única dificultad radica en secar bien la harina en el horno, pero con las instrucciones que les doy es bien fácil.

Esta receta es, como no, de mi amiga Reme y, como siempre, infalible y riquísima. Pruebenla y dejen de comprar mantecados comerciales, ¡los caseros está infinitamente más buenos!


MANTECADOS DE ALMENDRA


INGREDIENTES (65-70 mantecados pequeños de 25-30 gr. aprox.):

  • Un kilo de harina de repostería
  • 450 gr. manteca de cerdo ibérica
  • 320 gr. de azúcar glas
  • 150 gr. almendras sin piel
  • Una cucharadita de canela molida
  • Una pizca de nuez moscada
  • Un huevo y sésamo tostado 
  • Un cortapastas redondo de 5 cm. de diámetro
  • Papel de seda para envolver (opcional)


PREPARACIÓN TRADICIONAL:

  • El primer paso es secar la harina. Precalentamos el horno a 100º calor arriba y abajo. Ponemos la harina en la bandeja del horno y horneamos durante 75 minutos, removiendo cada 15 minutos, para que la harina se seque homogéneamente. Para saber que la harina se ha secado correctamente, al pasar una cuchara seca no debe quedarse pegada a ella nada de harina. 
  • Sacamos la bandeja con la harina para que se vaya enfriando. Subimos la temperatura del horno a 180º y metemos las almendras en otra bandeja de horno. Tostamos unos 10-15 minutos, moviéndolas a la mitad del tiempo para que tuesten igual por todos lados. Dejamos enfriar y trituramos (en Thermomix con un par de golpes de turbo).
  • En un bol grande ponemos toda la harina menos 50 gr., la manteca de cerdo, el azúcar glas, las almendras molidas y las especias. Mezclo todo muy bien hasta conseguir una masa suave que se despegue del bol.
  • Espolvoreamos la harina reservada sobre la mesa y, sobre ella, extendemos la masa de los mantecados con un rodillo, dejándola con un grosor de 2 cm. aproximadamente. Con el cortapastas redondo cortamos los mantecados y vamos colocando sobre la bandeja de horno cubierta de papel vegetal, con suficiente espacio entre ellos.
  • La masa sobrante la volvemos a juntar y estirar para cortar más mantecados, así hasta que se acabe la masa.
  • Precalentamos el horno a 230º, calor solo arriba.
  • Batimos el huevo y pincelamos los mantecados por arriba. Espolvoreamos con ajonjolí. Horneamos a media altura durante 5-7 minutos, en el momento que la parte superior esté dorada. No hay que dejarlo demasiado para que el mantecado no endurezca. Dejamos que enfríen en la misma bandeja porque al salir del horno son muy frágiles. Cuando estén fríos ya podemos envolverlos en papel de seda (opcional) y guardarlos en un recipiente hermético. Saldrán 4 hornadas.