1.10.14

Raviolis de chocolate (pasta fresca) rellenos de dulce de leche o nutella




Han pasado casi dos años desde que hice esta receta por primera vez. La he hecho en casa varias veces, la he enseñado en diversos talleres de pasta fresca que he impartido en "petit comité", y a todo el mundo le ha encantado. Ya saben de mi pasión por la pasta fresca casera. Es un gustazo comerla, el sabor es tan superior a la pasta seca o a la fresca comercial, que vale la pena dedicarle el tiempo que merece para disfrutar después en la mesa. En mi recetario pueden ver distintas elaboraciones de pasta fresca como espaguetis, tallarines, papardelle, lacitos, raviolis salados, lasaña, ñoquis de patata o de queso...

Pero me faltaba por mostrarles una receta dulce con pasta fresca, estos raviolis de chocolate con corazón de dulce de leche o de nutella. Es una absoluta bomba en la boca. En fin, una delicia...Realmente la foto no refleja lo bueno que está. 

Es divertido rellenar los raviolis de los dos sabores (por separado, claro está). Las personas que lo desgustan se divierten adivinando el sabor de los que les ha tocado.

Es imprescindible acompañarlo del helado que más nos guste. Yo he optado con el helado de vainilla casero porque el sabor de la vainilla realza el sabor de los raviolis. También con una crema ligera de natillas queda impresionante. 

Si quieren ver con fotos el paso a paso de la confección de raviolis, pinchen aquí.



RAVIOLIS DE CHOCOLATE RELLENOS DE DULCE DE LECHE O NUTELLA



INGREDIENTES:


Para la masa:

  • 100 gr. de harina de sémola de trigo duro
  • 10 gr. de cacao puro en polvo
  • 15 gr. de azúcar
  • Un huevo mediano
  • Una pizca de sal
  • Una cucharada de agua (sólo si la masa está muy seca)


Para el relleno:



Para acompañar:




PREPARACIÓN TRADICIONAL:

  • Para hacer la pasta colocamos todos los ingredientes en un bol y amasamos. Si la masa está muy muy seca, añadimos el agua. Hacemos una bola y dejamos reposar media hora cubierta con un paño.
  • Cortamos 3-4 porciones de masa más o menos iguales.
  • Cogemos el primer trozo y alisamos con un rodillo dándole forma rectangular. Después vamos pasando por la máquina de pasta desde la pestaña más gruesa hasta llegar al grosor deseado (yo bajo 4 pestañas de grosor). Hacemos el mismo procedimiento con los trozos restantes de pasta. Dejamos secar una media hora.
  • Disponemos dos tiras de pasta, una un poco más larga que la otra para la cubierta. Ponemos unas cucharaditas del relleno con un poco de separación entre ellos. Es conveniente que el dulce de leche y la nutella estén bien fríos para que no se expanda, incluso meterlos en el congelador 15 minutos antes.
  • Cubrimos con la otra tira de pasta y presionamos con los dedos entre los rellenos. Podemos cortar de dos formas, con cortapastas o con un cortapizzas o un cuchillo afilado.
  • En este caso presionamos el relleno con un cortapasta redondo pequeño para que quede definido y posteriormente con uno cuadrado grande.
  • Despegamos la masa sobrante y reservamos los raviolis.
  • Hacemos la misma operación con las demás tiras de pasta. Los restos que sobren se vuelven a juntar y estirar hasta que se termine la masa y el relleno. Dejamos secar en la misma mesa una media hora.
  • Sacamos el helado y ponemos en los boles donde se vayan a servir. El helado debe estar un poco derretido, cremoso.
  • Cocemos los raviolis unos 4-5 minutos en agua hirviendo, escurrimos y disponemos inmediatamente encima del helado. Espolvoreamos con canela y servimos.