9.11.12

Galletas integrales de miel





Buenos días lluviosos...vaya dos semanas que llevamos sin que la lluvia nos de una pequeña tregua. Está claro que, al menos, para los que no estamos habituados, hay que atenerse al lema “A mal tiempo buena cara” porque si no estaríamos ya deprimidos. ¡Vaya manta de agua que cayó anoche en Málaga! ¡No era normal! A lo que iba, lo mejor de estos días de lluvia es disfrutar de nuestra casa, ver una peli, leer tranquilamente, coser, encender el horno...esto último seguro que a los cocinillas es lo que más nos apetece. Pues las galletas de hoy son perfectas para un momentito de disfrute en la cocina viendo llover por la ventana.

No soy ninguna experta haciendo galletas, aunque es cierto que nunca le he puesto todo mi empeño. Utilizar cortadores, que la masa se te ablande, volver a estirar la masa sobrante y cortar. Por ahora (porque no puedo decir de este agua no beberé) no va conmigo. Pero no por eso renuncio a hacer galletas, menos vistosas o bonitas, pero llenas de sabor.

Estas galletas integrales de miel que hoy os presento fue una de las primeras que publiqué en el blog, hace unos cuatro años. Como siempre, las fotos de entonces no eran las mismas que las de ahora. También, con el tiempo, he ido mejorando la receta ajustando mejor las proporciones. Os aseguro que les van a salir deliciosas, que el olor a miel va a invadir sus cocinas y la familia se acercará a ver qué es eso que huele tan bien.

Disfruten este fin de semana de una merienda con una buena bebida caliente, unas galletitas de miel y la buena compañía.




GALLETAS INTEGRALES DE MIEL



INGREDIENTES (50 galletas pequeñas aprox.):

  • 250 gr. de harina integral de espelta
  • 50 gr. de miel de flores
  • 50 gr. de azúcar moreno
  • Un sobre de azúcar de vainilla (15 gr.)
  • Un huevo
  • 70 gr. de mantequilla
  • Una pizca de canela


PREPARACIÓN TRADICIONAL:

  • En un bol grande mezclamos la mantequilla a temperatura ambiente, el huevo, los azúcares, la miel y la canela. 
  • Incorporamos la harina y trabajamos la mezcla con las manos hasta que se integre por completo. 
  • Dividimos la masa en dos trozos similares y estiramos cada uno haciendo un rulo de 3 cm. de diámetro. Los envolvemos con papel film y cerramos muy bien por la esquinas como un caramelo. Metemos los dos rulos en el congelador al menos una hora.
  • Precalentamos el horno a 180º calor arriba y abajo con ventilador.
  • Sacamos los rulos y cortamos las galletas con un cuchillo afilado y un grosor de un centímetro aproximadamente. Les quitamos el papel film del contorno y las colocamos en dos bandejas.
  • Introducimos las bandejas en el horno a dos alturas diferentes y horneamos durante 10 minutos o hasta que veamos que están doradas por los filos.
  • Sacamos y dejamos enfriar sobre una rejilla.


A TENER EN CUENTA


Pueden sustituir la harina integral de espelta por harina integral de trigo, o si no las prefieren integrales, por harina de repostería.

Si no disponen de horno con ventilador, pongan calor arriba y abajo. Las galletas necesitarán algunos minutos más.

Si tampoco tienen dos bandejas para introducir en el horno, hagan dos hornadas consecutivas.