21.11.14

Tarta de crema de castañas




Para terminar la semana les presento la tarta que hice para el 67 cumpleaños de mi madre. Le encantó la tarta, como a todos los comensales, nada empalagosa y perfecta para acompañar al café o té de la tarde.

La crema de castañas que he utilizado es la misma que utilicé aquí, y que queda de escándalo en los postres que la utilizo. De hecho, próximamente tendrán otra receta con crema de castañas.



TARTA DE CREMA DE CASTAÑAS


Molde utilizado: redondo de metal desmontable de 20 cm. de diámetro


INGREDIENTES:


Para el bizcocho genovés:

  • 3 huevos
  • 150 gr. de harina de repostería
  • 150 gr. de azúcar blanco
  • Una pizca de extracto de vainilla de Madagascar en pasta

Para el almíbar de vodka caramelo:

  • 100 gr. de agua
  • 100 gr. de azúcar
  • Un buen chorro de vodka caramelo

Para la crema de castañas:

  • 200 gr. de crema de castañas
  • 200 gr. de queso crema
  • 200 gr. de nata
  • 100 gr. de azúcar glas

Para la decoración (opcional):

  • Fideos de chocolate
  • Trocitos de chocolate blanco
  • Bolitas de chocolate y de azúcar





PREPARACIÓN:

  • Para el bizcocho, he utilizado Thermomix para que espume mejor. Ponemos la mariposa en las cuchillas. Echamos en el vaso los huevos a temperatura ambiente, el azúcar y el extracto de vainilla. Programamos 6 min., 37º, vel. 4. Después volvemos a programar 6 min, vel. 4 sin temperatura. Quitamos la mariposa y vertemos la mezcla en un bol grande.
  • Tamizamos la harina y la incorporamos. Con la lengua de cocina terminamos de mezclar con movimientos envolventes, procurando que no se baje la mezcla.
  • Precalentamos el horno a 180º. Pincelamos levemente la base y las paredes del molde con aceite y cubrimos bien  con papel vegetal. Volcamos la mezcla, damos un par de golpes para que se asiente a masa.
  • Horneamos unos 25 minutos, comprobando antes de sacar con una aguja si está hecho.
  • Abrimos la puerta del horno y dejamos el bizcocho allí durante 5 minutos. Sacamos y dejamos templar fuera otro 5 minutos.
  • Desmoldamos, quitamos el papel de horno de alrededor del bizcocho y dejamos enfriar sobre una rejilla.
  • Cuando esté completamente frío lo reservamos en la nevera cubierto con papel film hasta el día siguiente.
  • Para el almíbar, hervimos todos los ingredientes en un cazo unos 5 minutos. Apartamos y dejamos enfriar. Lo metemos en un biberón (opcional) para que sea más fácil calar el bizcocho.
  • Para la crema de castañas, batimos por un parte la crema de castañas con el queso crema y el azúcar glas y, por otra, la nata bien fría. Incorporamos la nata a la mezcla de castañas e integramos con movimientos envolventes. Enfriamos una media hora en el frigorífico tapada con papel film para que coja cuerpo.
  • Para el montaje de la tarta cortamos el bizcocho en 3 discos de la misma altura. Nos podemos ayudar de una lira de tartas y saldrán perfectos.
  • Ponemos un pelín de crema del relleno en el plato de presentación y encima el primer disco de la tarta. Así se mantendrá firme y hará que la tarta no se mueva.
  • Calamos el bizcocho con el almíbar (cantidad, al gusto, pero mejor, uniforme y no demasiado). Ponemos una capa de crema de castañas de manera uniforme por toda el disco. 
  • Cubrimos con el disco central y hacemos la misma operación, calamos y cubrimos con la crema.
  • Por último ponemos el tercer disco de bizcocho cerrando la tarta, lo calamos y cubrimos igualmente de una capa homogénea de crema. 
  • Después cubrimos de crema los laterales, sin abusar demasiado de crema. Una espátula alargada de cocina ayuda mucho en esta tarea. Enfriamos un ratito la tarta.
  • Adornamos al gusto.