20.9.13

Las bebidas refrescantes del verano

Para poner rumbo al fin de semana, y como el verano se resiste a dejarnos, al menos por el sur, hoy les traigo un resumen de las bebidas refrescantes que he publicado este verano y también las de años anteriores, para que no se queden con las ganas de preparar todavía una bebida fresquita, original y saludable.


ZUMOS





Empezamos con un zumo muy de temporada veraniega, como es el zumo de sandía. Además, ahora en septiembre cuando las sandías están más maduritas, es la época ideal para hacerlo. También se puede hacer cuando una sandía no sale muy buena de sabor, así la dulcificamos y hacemos un zumo altamente recomendable.


El primer zumo que les presenté es verano es uno de los mejores zumo que he hecho. El zumo antioxidante, con una gran variedad de frutas y verduras (naranja, tomate, zanahoria, cerezas) destacando la remolacha, que le da ese color fuscia intenso, hace que entre directamente por los ojos. 

El zumo de melón y naranja es de sabor muy delicado. Con la suavidad del melón y el dulzor de las dos frutas mezcladas, hacen de este zumo tan facilito un candidato perfecto para múltiples meriendas.

Las cerezas es su punto de madurez, hacen exquisita cualquier preparación. El zumo con cerezas, plátano y naranjas, con textura suave aunque un poco espesa, es completamente adictivo. A quien le gusta las frutas, debe probarlo ¡por favor!



BATIDOS




Irremediablemente para mí, los batidos también van ligados a mis amadas frutas...

Empezando por la izquierda y de arriba abajo, contamos con el típico batido de plátano que sienta tannnn bien. Este lleva una pizca de canela para ensalzar el sabor y unas gotitas de limón para que el plátano no se oxide tan rápidamente, aunque eso es difícil, ya que normalmente desaparece en menos de un minuto!

Un batido que nos transporta a la infancia es el batido de fresa y plátano. Nada que ver con la marca que comercializa supuestamente con  los mismos ingredientes (o más bien dicho, con sus saborizantes), beberse un vaso de este batido nos hace sentir más pequeño, disfrutones, y contentos de que nos salga al tomarlo un generoso bigote dulce.

El lassi de mango (foto central) es nuestro batido más internacional, se trata de una bebida de yogur aligerada con agua, y mezclada con azúcar, especias y fruta, es este caso mango. Tiene una textura y sabor muy ligeros, con la gracia especial de las especias como el jengibre, el cardamomo y la canela.

El batido de helado de vainilla y naranja fue todo un descubrimiento hace unos años. Lo probé en una tetería malagueña pensando realmente que la combinación no era muy convincente, pero sí que lo fue, Me encantó la mezcla de sabores y desde entonces, lo repito todos los veranos. Absolutamente delicioso, ¡y más que fácil!

Por último, y con frutas ya utilizadas, el batido de mango y naranja es excepcional, y es que son dos frutas que casan a la perfección. Combinadas con leche y yogur tenemos una bebida magnífica y nutritiva.



GAZPACHOS



Este verano me he vuelto loca con los gazpachos, y es que se convierte en un sustituto excepcional de las ensaladas en la comida.

Empezando por arriba a la izquierda, el gazpacho clásico o tradicional, en cada casa es un poco diferente, el de la mía con buenos tomates pera maduritos, un pellizco de pan, pimiento verde, a veces pimiento rojo, cebolla, ajo, agua, sal, aceite y vinagre. Nunca falla, un par de vasos caen en cada comida. ¡Chute de vitaminas!

Este verano, he innovado de verdad en la variedad de gazpacho (picadas que le ha a una). El colorido gazpacho de remolacha es espectacular, he descubierto este verano el sabor de la remolacha en los zumos y gazpachos y no me voy a cansar de repetirlo cada verano con las remolachas frescas y ecológicas del Valle del Guadalhorce.

El gazpacho de cerezas, combinando tomate y cerezas en la misma proporción (bueno, es algo engañoso porque a las cerezas hay que quitarles el hueso), ¡da un sabor dulcecito riquísimo!

El gazpacho más innovador y sorprendente ha sido el gazpacho verde, gazpacho sin tomate, pero sí con todos los demás ingredientes de un gazpacho junto con aguacate y manzana, y aderezado con limón en vez de vinagre para que se intensifique más el sabor a todas las verduras. Rico rico de verdad. Hay que tomarlo bien fresquito.

El gazpacho con aguacate es una versión del gazpacho tradicional que sustituye el aceite de oliva virgen extra por el aguacate. Le da una suavidad alucinante. Le recomiendo que lo prueben.




OTRAS BEBIDAS DE VERANO



El té frío es uno de mis habituales en verano. Suelo preparar una botella o jarra de litro o litro y medio para que me dure unos días, y así poder disfrutar del té fresquito en cualquier momento sin tener que prepararlo previamente. Se puede hacer con el té que más nos guste, cualquiera de ellos, fresquitos, saciará al más sediento con un sabor magnífico.

Otra de las bebidas que no puede faltar en verano es una limonada casera bien fresquita. De manera tradicional o con Thermomix, el sabor ácido del limón junto con el azúcar se bebe sin sentirlo. Sin duda, uno de los mejores resfrescos del verano.

Por último, uno de los mejores descubrimientos de este verano ha sido la leche merengada (rizada). Esta es la versión bebible que está deliciosa, también se pueden hacer la versión semihelada para comerla con cuchara. El sabor a canela y limón inunda el paladar, alimentar y reconforta el estómago. ¡Bueníííííísima!



Espero que todavía estén a tiempo de preparar alguna bebida veraniega rica, saludable y bien fresquita!