16.9.13

Croquetas de salmón




Las croquetas son la mar de socorridas para una cena, un segundo plato, un aperitivo...Y lo mejor es que son muy versátiles y se pueden hacer de tantas maneras...

Las croquetas del puchero son mis preferidas y no suele faltar un tupper de ellas en mi congelador, pero las croquetas de merluza, o de morcilla, o de pollo y verduras, o aquellas de reciclaje que se hacen con cualquier sobra de casa, están igual de buenas. De hecho, siempre he asociado las croquetas a sobrantes de comida. Hasta en estas croquetas de salmón que traigo hoy el salmón de las mismas era de un trozo demasiado grande que compré para hacer salmón en papillote. El resultado ha sido bueno bueno, así que a partir de ahora tendré que comprar siempre el lomo de salmón un poco más grande ;-)




CROQUETAS DE SALMÓN


INGREDIENTES (28-30 croquetas pequeñas):

  • 100 gr. de salmón fresco
  • ½ cebolla
  • Una c/c de concentrado de verduras (en su defecto, sal)
  • Eneldo
  • Pimienta negra molida
  • Nues moscada molida
  • Una c/s de mantequilla
  • 2 c/s de aceite de oliva virgen extra
  • 3 c/s de harina común
  • 3 c/s de harina de garbanzos
  • Un vaso de leche
  • Huevo y pan rallado para rebozar
  • Aceite de oliva virgen extra para freír 




PREPARACIÓN TRADICIONAL:

  • Picamos la cebolla muy pequeñita. Doramos a fuego lento en una cucharada de mantequilla y dos cucharadas de aceite. 
  • Picamos el salmón también muy finito. Agregamos y sofreímos. Echamos el concentrado de verduras, la pimienta, la nuez moscada y el eneldo.
  • Agregamos las harinas y tostamos un poco.
  • Añadimos la leche y removemos poco a poco a fuego lento hasta que la masa espese y se despegue de las paredes de la sartén.
  • Dejamos templar la masa un poco. Después hacemos las croquetas como tengamos costumbre.
  • Reposamos una media hora para que compacten bien.
  • Pasamos por huevo y pan rallado y freímos en abundante aceite caliente.
  • Las croquetas sobrantes se pueden congelar.







A TENER EN CUENTA

La harina de garbanzos no es demasiado común y no es muy fácil encontrarla en los supermercados. Yo la he hecho con Thermomix. Próximamente les enseñaré cómo hacer distintos tipos de harinas con Thermomix. Si no tienen harina de garbanzos, sustitúyanla por harina común.