Otras cocinas

Otras vivencias gastronómicas

Otros mundos

Plum-cake



Este año hemos pasado la Nochevieja en Requena (Valencia) con la familia de Lucía, mi suegra. Su hermano Álvaro y Mari Carmen y Nati, la hija de ambos, nos han acogido con toda la simpatía y generosidad del mundo y desde aquí quiero volver a darle las gracias por hacernos sentir como en casa. Recuerdos también a Luci, la otra hija, a la que pude conocer puesto que vive fuera y vino a visitar a la familia y a Isa, la otra hermana de Lucía que también estuvo con nosotros. Ahhh y ya que estamos de saludos, a toda la familia postiza de Albacete (Germán, Adela, Antígona, María, Merche, Mon, Inés...) a la que visitamos el día antes de Nochevieja y con la que pasamos un día fantástico.

Volviendo a Requena, da la casualidad de que a Mari Carmen le encanta meterse en la cocina y hacer cosas nuevas. Tuvimos que retenerla para que en Nochevieja no nos cebara sobremanera y sobrara una ingente cantidad de comida. Al día siguiente seguía pensando que habíamos cenado muy poco con la mariscada de aperitivo, el chochinillo al horno con verduras a la plancha de plato principal y el flan de turrón, piña natural y este plum-cake como postre. Tenía todo preparado para hacer diversos canapés, pero se lo impedimos...

Mari Carmen, cariñosa y alegre, me daba alas para que le enseñara a hacer dulces navideños. Primero fue el Roscón de Reyes (la foto de mi roscón de este año es de su casa) y más tarde, leyendo todos los libros de cocina que tiene, decidimos hacer este plum-cake. Lo sacamos de un libro antiguo del que no apunté el nombre, siento mucho no poder dar la referencia, aunque la receta de hoy presenta algunos cambios significativos con respecto a la receta original: menos mantequilla, azúcar y frutas y, aun así, es una bomba de relojería.

Para la merienda este fin de semana, ¡no me digan que no es un buen bocado!



PLUM-CAKE


INGREDIENTES:

  • 4 huevos (a temperatura ambiente)
  • 250 gr. de harina de repostería
  • 200 gr. de mantequilla de buena calidad
  • 175 gr. de azúcar
  • 100 gr. de frutas confitadas
  • 100 gr. de pasas
  • 50 gr. de nueces (opcional pero recomendable)
  • 2 cucharaditas de levadura química
  • 4 cucharadas de leche
  • Una pizca de sal
  • Ron





PREPARACIÓN TRADICIONAL:

  • Ponemos las pasas en ron durante al menos dos horas. Posteriormente las escurrimos.
  • En un bol grande batimos con unas varillas la mantequilla a temperatura ambiente.
  • Agregamos el azúcar poco a poco sin dejar de batir. Después añadimos uno a uno los huevos hasta que estén bien integrados. Incorporamos la leche y mezclamos.
  • Tamizamos la harina, la levadura y la sal. Vamos añadiendo poco a poco a la mezcla con movimientos envolventes.
  • Con la última harina que no queda por echar a la masa, emborrizamos las pasas y las frutas (para que no se queden todas abajo del molde). Lo añadimos todo y terminamos de integrar con mucho cuidado.
  • Precalentamos el horno a 180º calor arriba y abajo.
  • Cubrimos el molde con mantequilla derretida y espolvoreamos con harina. Añadimos la masa.
  • Horneamos en la segunda ranura desde abajo a 160º durante una hora. Comprobaremos en este momento el interior del plum-cake con una aguja para ver si está hecho. Puede que necesite 5-10 minutos más. Si se tuesta mucho por encima, podemos cubrirlo con papel de aluminio.
  • Sacamos del horno y desmoldamos pasados diez minutos. Colocamos sobre una rejilla  y dejamos enfriar.


A TENER EN CUENTA


Las frutas confitadas que utilicé fueron compradas en Lidl, vienen dos paquetitos de 100 gr.  y las frutas están cortadas en cuadraditos. Ya es imposible comprarlas, puesto que parece ser que solo las traen en Navidad. Por supuesto, se puede hacer con la fruta confitada que deseemos, siempre que la cortemos en trozos muy pequeños para este plum-cake.