19.2.13

Merluza con mejillones y gambas en salsa de tomate picante




Cuando descubrí esta salsa de tomate picante tan rica de María José (Blog Pasen y degusten) en sus mejillones, esos que yo hice en esta entrada, no tuve más remedio que utilizarla en otros platos. Para el arroz cocido es suprema, pero para esta merluza es el no va más. Los grandes amantes del pescado se relamerán con este plato.

¡Venga, a qué esperan, vayan a la pescadería esta mañana!



MERLUZA CON MEJILLONES Y GAMBAS EN SALSA DE TOMATE PICANTE



INGREDIENTES (2 personas):

  • Dos lomos de merluza (de unos 150 gr. aprox.)
  • 125 gr. de gambas arroceras
  • Una pizca de sal


Para la cocción de los mejillones:

  • 1/2 kg. de mejillones
  • Un vaso pequeño de agua
  • Una hoja de laurel
  • Un chorrito de vino blanco


Para la salsa de tomate picante:

  • Un diente de ajo
  • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 3 cucharadas de tomate triturado
  • Una cucharada rasa de harina
  • Un chorrito de vino blanco
  • Un vaso pequeño de caldo de la cocción de los mejillones
  • Una guindilla cayena


PREPARACIÓN TRADICIONAL:

  • Limpiamos muy bien los mejillones de todas las barbas e impurezas. Los ponemos en una olla y los cocemos con la tapadera puesta a fuego medio con todos los demás ingredientes. Cuando todos estén abiertos, quitamos del fuego. Colamos el caldo y reservamos un vasito. Extraemos los mejillones de sus conchas y reservamos.
  • Pelamos las gambas. Sazonamos la merluza.
  • Para hacer la salsa, picamos el ajo y la guindilla muy menudos. Ponemos el aceite en la sartén y a fuego bajo y echamos el ajo. Añadimos la guindilla troceada y removemos un par de minutos.
  • Echamos el tomate triturado y subimos el fuego. Freímos hasta que haya soltado el agua.
  • Agregamos la cucharada de harina y removemos.
  • Poco a poco echamos el vino y mezclamos. Esperamos a que se evapore el alcohol.
  • A continuación echamos el caldo reservados de los mejillones, las gambas peladas y la merluza. Dejamos cocer unos 5 minutos, no más porque la merluza puede secarse. En el último minuto incorporamos los mejillones.