8.5.12

Crema de guisantes




Saben ustedes ya de mi pasión por las cremas de verduras. Es mi cena favorita de los días fríos de invierno, y aunque ahora ya está apretando el calor, todavía me apetece por las noches.

Siempre cuento que hay que aprovechar las verduras y hortalizas en su temporada. El sabor es mucho más bueno y el precio más barato. Y unos guisantes frescos son un verdadero manjar al que sacarle toda sus posibilidades.

Por eso, y en homenaje a esta gran legumbre, reedito una cremita deliciosa de guisantes frescos.



INGREDIENTES (2-3 raciones):

  • 1/2 kg de guisantes frescos (sin vaina se quedarán en la mitad)
  • 1/2 cebolla
  • Un diente de ajo
  • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 600 gr. de caldo del puchero
  • Sal
  • Pimienta molida
  • Semillas de calabaza y sésamo negro (opcional)





PREPARACIÓN TRADICIONAL:

  • Desgranamos las vainas de guisantes.
  • Rehogamos la cebolla y el diente de ajo, ya pelados y cortados. Después echamos los guisantes y removemos.
  • Cubrimos con el caldo del puchero, salpimentamos y cocemos hasta que los guisantes estén tiernos.
  • Esperamos que temple un poco y batimos bien en una batidora potente o en Thermomix (1 min., vel. 5-10)
  • Acompañamos con unas semillas de de calabaza y sésamo negro (opcional).


A TENER EN CUENTA


La crema también se puede hacer con 250 gr. de guisantes congelados, rehogándolos directamente del congelador a la cazuela. Pero cuando es temporada como ahora, es más que recomendable hacer esta crema con guisantes frescos, puesto que el sabor y la textura con mucho más ricas.

El caldo del puchero se puede sustituir por caldo de pollo o de verduras (también de brick, supongo, aunque nunca lo he comprado) o con agua y media pastilla de concentrado pollo o de verduras.

El acompañamiento es opcional: pueden ponerle las semillas indicadas, otro tipo de semillas, alguna conserva de pescado, taquitos de jamón, pan frito...