30.1.11

Jibia con jamón y guisantes



Sigo con las recetas sanas y poco calóricas, vamos, en mi línea general, y más aun cuando estoy a dieta. Ya he perdido dos kilitos y me quedan por perder otro dos para estar estupenda. Aunque he de confesar que hoy tengo un cumpleaños, nos invitan a comer y yo llevo bizcocho para la merienda. ¿Os acordais de mi bizcocho de kumquats? Pues con los primeros kumquats de la temporada que siempre le regala a Pedro su compañero Alfonso, he hecho un estupendo bocado. Y por supuesto, lo probaré :-)

Esta jibia quiero dedicársela a Carmen Rosa. Su cocina es típicamente malagueña, pero tiene vastos conocimientos en comida oriental que ha ido aprendiendo en sus años de viajes y estancias por el mundo. Una mezcla deliciosa de comida y sabores. Y sobre todo, mucho pescado y marisco de nuestra Málaga. Así que Carmen Rosa, esta receta va para ti, muchas gracias por tus platos y espero que nos conozcamos por fin en persona la semana que viene.


Bueno ya sí, vamos con la receta.



INGREDIENTES (2-3 personas):

  • Una jibia hermosa o dos pequeñas (limpia se me quedó en 400 gr.)
  • Una cebolla
  • 50 gr. de jamón serrano en taquitos
  • 100 gr. de guisantes (congelados)
  • 100 gr. de setas (congeladas)
  • Medio vaso de vino blanco
  • Un vaso de agua templada
  • Un poquito de pimienta negra molida
  • Aceite de oliva virgen extra





PREPARACIÓN CON OLLA EXPRÉS:

  • Limpiamos bien la jibia y la cortamos en trozos pequeños. 
  • Cortamos la cebolla bien picadita y la doramos en la olla exprés con una base de dos cucharadas de aceite de oliva virgen extra. 
  • Descongelamos las setas y los guisantes (por separado) en el microondas. 
  • Cuando esté doradita la cebolla agregamos las setas y removemos, más tarde los guisantes y seguimos removiendo. 
  • Cortamos el jamón en taquitos y lo echamos a la olla. 
  • Pasados unos 5 minutos añadimos la jibia y un pelín de pimienta negra molida. Rehogamos unos minutos también. 
  • Añadimos medio vaso de vino blanco y un vaso de agua templada. Lo movemos todo cerramos la olla y dejamos que se haga quince minutos después de que empiece a salir el vapor. 
  • Apartamos y dejamos que se despresurice sola la olla. 
  • Si vemos que la salsa no ha regastado lo suficiente, ponemos unos 5 minutos a fuego medio.


Pues una ensalada de lechuga de primero, nuestra ración de jibia (sin pan), y un yogurcito desnatado después, tenemos una comida rica, sana y apta para cualquier dieta de adelgazamiento. Y también para cualquier persona que le guste comer sano. Ahí queda eso ;-)

Por cierto, la receta no lleva sal, y ni se os ocurra echarle, que con el jamón ya tiene aporte de sal suficiente.

Besos, reid, y sed felices!