17.2.16

Rosada con mejillones y gambas en bechamel de calabacín



El plato de hoy es lo más sencillo del mundo y está delicioso. Es la primera vez que prueba una bechamel de calabacín y me ha encantado el sabor. Ligera y muy sabrosa. La idea se la debo a Ana Cabello, que la utiliza para cubrir su musaka aunque he adaptado un pelín la receta. La utilizaré seguro en muchos platos.

Un poco de arroz cocido, cuscús o quinoa es el complemento perfecto para un menú de 10 :-) Además, con cualquier pescado blanco queda bien la combinación.



ROSADA CON MEJILLONES Y GAMBAS EN BECHAMEL DE CALABACÍN


INGREDIENTES (2 personas):


  • 2 lomos de rosada de ración
  • 1/2 kg. de mejillones
  • Un chorrito de vino blanco
  • Perejil
  • 1/4 kg. de gambas arroceras

Para la bechamel de calabacín:

  • 2 calabacines medianos
  • Una cebolla mediana
  • 25 gr. de aceite de oliva virgen extra
  • 125 gr. de leche
  • Sal
  • Pimienta
  • Nuez moscada
  • Una cucharada de levadura de cerveza


PREPARACIÓN TRADICIONAL:
  • La rosada podemos cocinarla en lomos enteros o en filetitos, como prefieran.
  • Pelamos las gambas, reservamos.
  • Limpiamos los mejillones y cocemos en una olla con un chorrito de vino blanco y perejil hasta que se abran. Apartamos, sacamos los mejillones de sus conchas y reservamos.
  • Para la bechamel de calabacín pelamos y picamos la cebolla y los calabacines  en trozos medianos. Reservamos.
  • Calentamos el aceite en una olla mediana y rehogamos la cebolla y el calabacín a fuego medio durante unos 5-7 minutos.
  • Vertemos la leche, la sal, la pimienta, la nuez moscada y la levadura de cerveza y cocemos a fuego medio durante 15-20 minutos, moviendo continuamente para que no se pegue.
  • Apartamos y  trituramos muy bien hasta que esté la bechamel bien fina. Si se quiere más espesa, calentamos un poco más sin dejar de remover. Reservamos.
  • En una sartén con un poco de aceite, hacemos la rosada, salpimentada previamente, a fuego fuerte por los dos lados. Agregamos los mejillones, las gambas y la bechamel y cocinamos juntos unos minutos.


IDEA: Podemos colar el caldito de los mejillones, colarlo y utilizarlo en la bechamel, descontando su peso en leche.



PREPARACIÓN CON THERMOMIX:


  • La rosada podemos cocinarla en lomos enteros o en filetitos, como prefieran.
  • Pelamos las gambas, reservamos.
  • Limpiamos los mejillones y cocemos en una olla con un chorrito de vino blanco y perejil hasta que se abran. Apartamos, sacamos los mejillones de sus conchas y reservamos. 
  • Para la bechamel de calabacín he utilizado Thermomix: Ponemos la cebolla y el calabacín en trozos medianos junto con el aceite y sofreímos 7 min, temp. varoma, vel. 1.
  • Añadimos la leche, la levadura de cerveza y las especias y programamos 20 min. 100º, vel. 1.
  • Trituramos 15 seg. vel 5.
  • En una sartén con un poco de aceite, hacemos la rosada, salpimentada previamente, a fuego fuerte por los dos lagos. Agregamos los mejillones, las gambas y la bechamel y cocinamos juntos unos minutos.


IDEA: También se puede hacer la receta por completo en Thermomix, poniendo en el recipiente varoma los mejillones y en la bandeja la rosada y las gambas. La colocamos encima del vaso cuando programemos los 20 minutos.


A TENER EN CUENTA

Si les sobra bechamel de calabacín (que es lo más probable), pueden congelarla y utilizarla otro día para la preparación de deseen.