8.2.16

Espaguetis integrales con jamón y champiñones




Empezamos la semana con un plato de pasta muy completo y nutritivo: hidratos de absorción lenta en la pasta integral, proteínas del jamón, el queso y los huevos, y aporte de verduras y hongos con todas su vitaminas e innumerables beneficios, en el calabacín y los champiñones. Al llevar los espaguetis un acompañamiento abundante y rico en proteínas que sacian un montón, recomiendo no abusar de los espaguetis (por eso la ración de espaguetis por persona es de unos 60 gr. aprox.), y además así las proporciones de macronutrientes son fantásticas. Recomendaría además, para completar una comida, acompañar de una ensalada bien rica.


La idea de una salsa cremosa de huevos y queso me ha entusiasmado, hace que los espaguetis estén melosísimos. La idea vuelve a ser de Isasaweis, en su libro Cocina sana para disfrutar a la cual he hecho algunas adaptaciones.





ESPAGUETIS INTEGRALES CON JAMÓN Y CHAMPIÑONES



INGREDIENTES (2 personas):

  • 120 gr. de espaguetis integrales
  • 100 gr. de champiñones 
  • 70 gr. de jamón en taquitos
  • 1/2 calabacín
  • 2 dientes de ajo
  • 2 huevos
  • 100 gr. de queso de untar (ligero)
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal
  • Pimienta negra molida
  • Un chorrito de vino blanco
  • Perejil fresco


PREPARACIÓN TRADICIONAL:

  • Picamos los ajos. Limpiamos y laminados los champiñones, Limpiamos y cortamos el calabacín (con o sin piel, según el gusto). Reservamos.
  • Ponemos a cocer los espaguetis en agua hirviendo. 
  • Mientras tanto preparamos el acompañamiento: en una cazuela baja, con 2 cucharadas de aceite, doramos los ajos. Después añadimos el jamón, los champiñones y el calabacín, damos un par de vueltas.
  • Agregamos el chorrito de vino blanco, sal y pimienta, tapamos y rehogamos a fuego medio 6-8 minutos. Apagamos el fuego y reservamos.
  • Escurrimos los espaguetis cocidos, pero dejaremos un pelín del agua de cocción. Añadimos a la salsa.
  • Por otra parte batimos los huevos con el queso de untar, sal y pimienta.
  • Ponemos la cazuela a fuego suave, incorporamos la mezcla de huevos y queso e integramos todos los ingredientes hasta que queden supermelosos.
  • Servimos con perejil picado por encima.