16.9.15

Tallarines de pasta fresca con almejas y langostinos (Tagliatelle alle vongole e gamberetti)




Quienes me siguen saben mi debilidad por la pasta fresca. Siempre que puedo hago pasta fresca suficiente para comer y congelar para otra ocasión. Hacía tiempo que le tenía ganas a la pasta "Alle vongole". Tanto oir a mi amiga Mari Ángeles sobre ella, que la hace mucho, y nunca me había puesto a hacerla hasta hace poco.

Volveré a repetir, porque ha salido de 10. Yo le añadí unos langostinos para hacer el plato un poco más completo.



TALLARINES DE PASTA FRESCA CON ALMEJAS Y LANGOSTINOS



INGREDIENTES (2 personas):


Para los tallarines de pasta fresca:

  • 2 huevos
  • 200 gr. de harina recia o harina de sémola de trigo duro
  • Una pizca de sal
  • Un pelín de aceite de oliva virgen extra


Para la salsa:

  • 1/4 kg. de almejas (chirlas)
  • 125 gr. de langostinos
  • 5-6 tomates pera maduros (o una lata pequeña de tomates enteros)
  • 2 dientes de ajo
  • Perejil fresco
  • Una guindilla cayena
  • Un buen chorro de vino blanco
  • Aceite de oliva virgen extra


PREPARACIÓN TRADICIONAL:

  • Para hacer la pasta fresca ponemos todos los ingredientes en un bol. Con un tenedor removemos la masa hasta que esté casi integrada.
  • La sacamos del cuenco y amasamos durante unos minutos. La masa debe quedar lisa y firme.
  • Hacemos una bola, metemos en el cuenco, tapamos con papel film y dejamos reposar media hora a temperatura ambiente.
  • Cortamos la masa 6-8 trozos de mismo peso. Cogemos el primer trozo y alisamos con un rodillo dándole forma rectangular. Después vamos pasando por la máquina de pasta desde la pestaña más gruesa hasta llegar al grosor deseado (tres o cuatro pestañas de grosor)
  • Seguidamente introducimos la masa por el accesorio de los tallarines.
  • Los dejamos reposar sobre la mesa de cocina una media hora para que sequen un poco, separados unos de otros y espolvoreando un poco de harina para que no se peguen.
  • Hacemos el mismo procedimiento con los dos trozos restantes de pasta.
  • Para hacer la salsa, primero pondremos en agua fría y sal las almejas durante unas horas para que suelten toda la arena que puedan tener. 
  • Pelamos los langostinos y partimos por la mitad.
  • Pelamos los tomates y los troceamos pequeñitos.
  • En una sartén, con un pelín de aceite, hacemos las almejas a fuego vivo con un buen chorro de vino blanco. Apartamos. Colamos el caldo y reservamos. Quitamos las almejas de su concha, dejando algunas para decorar. Reservamos igualmente.
  • En una cacerola baja con 3 cucharadas de aceite, freímos los ajos con la cayena a fuego medio. Añadimos el caldo de las almejas y hervimos durante un par de minutos. 
  • Agregamos los tomates y freímos durante 8-10 minutos a fuego fuerte. En mitad de la cocción incorporamos los langostinos.
  • Cuando se haya frito el tomate, apartamos del fuego y añadimos todas las almejas.
  • Terminada la salsa, cocemos los tallarines en agua hirviendo durante 2-3 minutos. Escurrimos y mezclamos con la salsa. Emplatamos y servimos con perejil fresco picado.