1.9.14

Pan de molde semi-integral de espelta en molde con tapa para sandwiches




Empezamos la semana con una receta de pan de molde. En este caso, un pan de molde especial, horneado en un molde con tapa y acanalado, que hace que las rebanadas queden perfectas para sandwiches.

El molde es este, comprado en El amasadero. Cada harina o producto comprado a Andrés es garantía de calidad. Ya saben que se lo recomiendo siempre.

Mi elección del molde acanalado en vez de liso es evidente: las marcas que se quedan en el pan ayudan a cortar las rebanadas idénticas, del mismo grosor. Para mí es importante, ya que mi vista y mi pulso no suelen ser muy exactos con las medidas...

Para introducir la masa en el segundo levado y hornearla en el mismo molde, basta con enmantequillarlo y enharinarlo, como si se tratara de un bizcocho. Pero puede que se pegue por algún lado, cosa que me ha pasado, es más incómodo de desmoldar, y se pierde parte de la forma rectangular perfecta del pan. Para que el molde dure toda la vida y sea infinitamente más fácil desmoldar, recomiendo forrarlo de papel de horno por todas las paredes, incluida por encima, cubriendo la tapa. Así desmoldar será coser y cantar. Forrando el molde, las acanaladuras del molde no son pronunciadas, pero sí que quedan las marcas en el pan, ayudando igualmente al corte excato de las rebanadas.









Molde utilizado: de metal con tapa y marcas de corte de 36*11*9 cm



INGREDIENTES:







PREPARACIÓN (1º amasado con panificadora):

  • Mezclamos la masa madre, la levadura, el agua, la miel, la leche en polvo. Vertemos en la cubeta de la panificadora.
  • Añadimos la mantequilla cortada en trocitos y el huevo batido. A continuación las harinas. Por último añadimos la sal.
  • Activamos el programa de "masa" de la panificadora que incluye amasado y primer levado. Cuando pite la panificadora para incorporar ingredientes, añadimos las semillas. Dejamos que termine el programa. Después del programa, como la masa no había doblado de volumen, la he dejado levar 45 minutos más. En total, ha tenido un tiempo de reposo de 2 horas.
  • Pincelamos un pelín el molde con aceite y forramos el molde completo con papel de horno, adhiriéndose perfectamente gracias al aceite.
  • Desgasificamos un poco la masa, y damos forma alargada del tamaño del molde. 
  • Introducimos la masa en el molde, pulverizamos con agua y cerramos el molde, dejamos levar hasta que llegue la masa casi hasta la tapa, una hora más o menos (dependerá de la temperatura ambiente). 
  • Ponemos también un trozo del papel de horno por encima de la masa y tapamos el molde.
  • Precalentamos el horno a 180º con calor arriba y abajo. Horneamos durante 45 minutos.
  • Sacamos del horno y desmoldamos en caliente, saldrá el pan perfectamente gracias al papel de horno. Dejamos enfriar sobre una rejilla.





A TENER EN CUENTA

Si no tienen leche en polvo en casa, pueden prescindir de ella. En ese caso, sustituiremos el agua por leche para que el pan quede más tierno (misma cantidad: 150 gr.)