18.11.13

Borrachuelos de batata y chocolate




Ya se van acercando las fechas navideñas...Aunque quede más de un mes ya estamos pensando en las comidas de empresa, con los amigos, con quién nos reuniremos en Nochebuena, Navidad, Nochevieja...qué cositas ricas prepararemos...Y los cocinillas, cómo no, aparte de las cenas de rigor, pensamos con qué dulces típicos navideños vamos a sorprender.

Este año me he decidido a hacer los borrachuelos con un relleno un poco diferente al normal. Los borrachuelos son muy muy típicos en Andalucía y se suelen comer rellenos de dulce de batata o de cabello de ángel. Siempre he preferido la batata, el cabello de ángel como no sea casero me da un poco de grima. Así que este año he decidido hacer el relleno de dulce de batata con un toque de chocolate. No está excesivamente dulce, y se distingue perfectamente los dos sabores, el de la batata y el del chocolate. Un bocado delicioso que podemos compartir para una merienda con una café o chocolate calentito, en estas fechas que ya se ha instalando el frío en todo el país. No hace falta esperar a plenas fiestas, ¡prueben a hacerlos ahora, no les defraudará!

Con estos humildes borrachuelos quiero participar en el IV Concurso Internacional de Gastronomía de "La cocina paso a paso" de Apicius, patrocinado por Marví-Rótulos y placas conmemorativas, San Ignacio, Taller de las Tradiciones, La cocina de Plágaro, Artepan, Oh!Menaje, Guzmán Gastronomía, Solegarells Guzmán y Sabores de Viena.








BORRACHUELOS DE BATATA Y CHOCOLATE


INGREDIENTES (25-30 unidades):


  • 75 gr. de aceite de oliva virgen extra
  • Cáscara de medio limón sin parte blanca
  • Una cucharadita de ajonjolí (sésamo)
  • Una cucharadita de matalahúva (anís en grano)
  • 250 gr. de harina de repostería
  • 25 gr. de azúcar
  • 2,5 gr. de levadura química
  • Una pizca de canela molida
  • 25 gr. de vino dulce moscatel de Málaga
  • 25 gr. de anís dulce
  • 25 gr. de vino blanco seco
  • 25 gr. de zumo de naranja
  • Aceite de oliva virgen extra para freir
  • Abundante azúcar para emborrizar


Para el relleno:


  • 250 gr. de batata (una grandecita)
  • Una cucharada de azúcar
  • Una cucharadita de miel de flores
  • 2 cucharadas de leche
  • 75 gr. de chocolate negro 70%
  • Una pizca de canela






PREPARACIÓN TRADICIONAL O THERMOMIX:


  • El día anterior preparamos el relleno e infusionamos el aceite de la masa.
  • Asamos la batata en el horno entera a 180º durante 50-60 minutos calor arriba y abajo (recomiendo asar más batatas para aprovechar el calor del horno. Si solo queréis asar la batata del relleno, y para ahorrar energía, se puede al vapor o al microondas, no en agua). Dejamos que se enfríe la batata por completo.
  • Pelamos batata y la machacamos. Mezclamos con el azúcar, la miel, la leche y la canela.
  • Por otra parte, derretimos el chocolate en onzas en el microondas a potencia baja en intervalos de 15 seg. Cuando esté totalmente derretido, añadimos al dulce de batata y mezclamos hasta integrar por completo el chocolate. Guardamos tapada en el frigorífico hasta el día siguiente.
  • Calentamos en el aceite de la masa a fuego medio-bajo junto con la cáscara de limón, el ajonjolí y la matalahúva. Cuando la cáscara de limón empiece a chisporrotear por los lados, quitamos del fuego y dejamos infusionar hasta que el aceite esté completamente frío. Quitamos después la cáscara de limón y guardamos a temperatura ambiente hasta el día siguiente.
  • Para hacer la masa ponemos en una fuente la harina mezclada con la levadura, el azúcar y la canela y hacemos un hueco en medio. Añadimos todos los líquidos en el centro y removemos con la cuchara un poco. Agregamos el aceite con las semillas  y seguimos mezclando. Cuando se haga una masa, volcamos en la encimera limpia y amasamos hasta que quede una masa lisa y homogénea. (En Thermomix, agregamos todos los ingreientes, primero los líquidos, mezclamos 5 seg., vel. 6, bajamos los restos de las paredes y amasamos 1 min., vel. espiga)
  • Para hacer los borrachuelos, vamos cogiendo porciones pequeñitas de masa, alisamos con un rodillo poniendo la masa muy fina pero sin peligro de que se rompa. Incorporamos una pequeña porción de relleno de batata y chocolate (no muy grande para que no explote el borrachuelo) y cerramos haciendo una empanadilla y presionando por los lados con un tenedor o con las manos. Hacemos esta operación hasta que se termine la masa.
  • En un cazo con abundante aceite de oliva virgen extra freímos los borrachuelos a fuego medio, procurando que no toquen nunca el fondo del cazo, los escurrimos del aceite en un escurridor y, mientras se fríe otra tanda, emborrizamos los borrachuelos, todavía calientes, en el azúcar. Apartamos en un plato. Hacemos la misma operación hasta que se terminen de freír todos los borrachuelos.





A TENER EN CUENTA

El relleno no es demasiado dulce, para mí está en perfecto equilibrio con la masa emborrizada. Para más golosos añadan más azúcar o miel al relleno.

Se conservan muy bien en una caja de lata, poniendo en la base papel de cocina para que absorba el aceite de suelten los borrachuelos.


Ah! Que se me olvidaba. No hubiera podido hacer estos borrachuelos si no fuera por mi querida amiga Reme, de Al sur del sur que me enseño a hacerlos.