26.11.13

Tarta de requesón de cabra malagueña y mermelada de jengibre y cítricos




Estoy muy contenta y orgullosa de esta receta. Lo primero porque he utilizado un producto de altísima calidad y malagueño 100%, el requesón de cabra malagueña de El pastor del Valle. Desde que visité su quesería hace más de tres años intento hacerme con sus productos siempre que puedo. Y el requesón y yo tuvimos un amor a primera vista. Me gusta tanto que me lo como solo a cucharadas ¡y tengo que pararme! Tanto que me ha costado gastar un requesón entero en esta tarta, pero no me arrepiento porque el resultado es ES-PEC-TA-CU-LAR. Una quesería artesanal, familiar, de Alhaurín el Grande, que merece la pena visitar y probar sus productos. (Hago publicidad desinterasada porque se lo merecen por sus productos de gran calidad).



Hice esta tartita para el cumpleaños de mi madre. Como sólo estábamos mis padres, Pedro y yo, y porque no tenía más existencia de requesón, decidí hacer una tarta pequeña. Aun así, comerse una tarta entera entre cuatro después de un festín de chuletas de cordero y papas a lo pobre, dice mucho de la tarta ¡Es adictiva! Además del requesón, la mermelada de jengibre acompañada de cítricos como la mandarina y el limón fue todo un acierto. La sinfonía de sabores está muy pero que muy conseguida.

Otro de los motivos de mi orgullo por esta tarta es que, con ella, he sido una de las ganadoras del Concurso Sabor a Málaga que convoca el diario La opinión de Málaga junto con la marca Sabor a Málaga de la Diputación Provincial de Málaga. ¡Me he ganado una batería de cocina! A ver cuando la tengo que recoger :-)))

Espero que les guste la receta tanto como a mi familia y a mi.



TARTA DE REQUESÓN DE CABRA MALAGUEÑA CON MERMELADA DE JENGIBRE Y CÍTRICOS


Molde utilizado: redondo de metal desmoldable de 18 cm. de diámetro.


INGREDIENTES (4-6 raciones):

  • 2 huevos
  • 325 gr. de requesón de cabra malagueña El pastor del Valle
  • 175 gr. de yogur de cabra El pastor del Valle
  • 120 gr. de azúcar
  • 30 gr. de harina común
  • 200 gr. de mermelada de jengibre
  • Ralladura de medio limón y de media mandarina
  • Una cucharada de zumo de limón y de zumo de mandarina
  • Piñones para decorar





PREPARACIÓN TRADICIONAL:

  • En un bol grande mezclamos muy bien el requesón con el yogur y el azúcar.
  • Añadimos un huevo y lo integramos por completo a la masa. Añadimos después el otro y hacemos la misma operación.
  • Tamizamos la harina y la agregamos poco a poco hasta que se quede la mezcla homogénea.
  • Precalentamos el horno a 170º calor arriba y abajo sin ventilador con la base de la bandeja llena de agua, ya que vamos a hornear la tarta al baño maría.
  • Pincelamos el molde por dentro con un pelín de aceite y forramos la base y las paredes con papel de horno.
  • Cubrimos el molde por fuera con papel de aluminio para que el agua del baño maría no penetre en la tarta
  • Volcamos la masa y metemos el molde en la bandeja. Horneamos durante 45-50 minutos a 170º. Comprobamos con una aguja si está hecha. 
  • Quitamos la temperatura del horno y dejamos reposar dentro del mismo con la puerta entreabierta unos 15 minutos.
  • Sacamos y dejamos enfriar. Después, sin sacar del molde, la metemos en el frigorífico tapada con papel film.
  • Para la mermelada de jengibre y cítricos, mezclamos la mermelada de jengibre con los zumos de mandarina y limón y sus ralladuras.
  • Debido a que la mermelada queda con una textura ligera, emplatamos la tarta justo antes de servir. Desmoldamos y ponemos la tarta en el plato de presentación, cubrimos de mermelada y adornamos con piñones. Servimos el resto de la mermelada en un cuenco para los más golosos.


A TENER EN CUENTA

Es imprescindible hacer esta tarta con un requesón de buena calidad. De lo contrario la tarta bajará muchos puntos en su sabor.

Se puede hacer también con un buen requesón de vaca y saldrá riquísima, pero el sabor será diferente, puesto que la leche de cabra proporciona un sabor muy peculiar.

La tarta es muy pequeña, para hacer el doble de la receta, utilicen un molde más grande (20-22 cm. de diámetro) y aumenten el horneado de la tarta mínimo en 10 minutos.

La mermelada de jengibre se puede encontrar en los supermercados en las zonas de productos de importación. No es difícil de encontrar.