8.9.12

Tarta de yogur y queso con mermelada de cerezas y ¡4ª cumpleblog!






Parece que fue ayer cuando una curiosa de la cocina decidió investigar qué era aquello a lo que llamaban blogs y servía para poner, a modo de diario, lo que uno quisiera. Yo quería guardar mis recetas, las que tenía en papeles sueltos y aquellas que sabía que estaban por venir. Mi gran motivación para abrir este blog era ver la cara de satisfacción de mi amor, Pedro, cuando probaba algo delicioso que había salido de mis manos. Hoy mismo, esta es la razón primordial de que yo siga por el mundo bloguero cocinero. Precisamente el nombre de Cocinax2 (Cocina para dos) es debido a que somos dos en casa, y que, la mayoría de las veces, hago platos solo para dos personas.


Ya han pasado cuatro años, madre mía. Y casi cuatrocientas recetas, mucho pero que mucho aprendido dentro de la cocina en todos los ámbitos, muchos seguidores que disfrutan del blog, muchos amigos y amigas para siempre. Qué reconfortante es pensar en todo esto. Por eso, espero no abandonar jamás, porque desde que empecé ese día de fiesta local en Málaga hace cuatro años (como lo es hoy) este bendito blog me ha dado grandes alegrías.


La tarta con la cual os invito a celebrar este 4º cumpleblog es precisamente la que le hice a Pedro por su cumpleaños hace casi un mes. Es una tarta de queso sencilla, ligera a pesar de ser un dulce, y absolutamente impresionante. La receta es de mi amiga Conchi Paniagua. Ella pertenece a nuestro grupo Pipirrana pero todavía no se lanza a tener blog, ¡no sé a qué espera! La he versionado un pelín, pero en esencia es la misma receta.


Por Pedro, por Conchi, por quienes me siguen, por mis amigos, mi familia y mi cocina, por todos va esta maravillosa tarta.








TARTA DE YOGUR Y QUESO CON MERMELADA DE CEREZAS


Molde utilizado: redondo de metal de 20 cm. de diámetro.


INGREDIENTES:


Para la tarta:

  • 3 huevos
  • 3 yogures naturales desnatados
  • 300 gr. de queso de untar (light)
  • 150 gr. azúcar
  • 50 gr. harina
  • Una cucharadita de esencia de vainilla


Para la cobertura:

  • 1/2 kg. de cerezas.
  • La mitad de azúcar del peso de las cerezas deshuesadas.
  • Zumo de limón


PREPARACIÓN TRADICIONAL DE LA TARTA:

  • Precalentamos el horno a 170º.
  • Montamos los huevos, el azúcar,  los yogures y el queso hasta que doblen de volumen.
  • Agregamos la harina tamizada poco a poco y la integramos con movimientos envolventes.
  • Forramos el molde con papel de hornear: Cortamos una circunferencia para la base y un rectángulo grande para el perímetro. Pincelamos el molde con aceite y adherimos en él el papel de hornear. Se quedará pegado sin problemas.
  • Volcamos la masa, metemos en el horno con cuidado y horneamos a 160º durante una hora aproximadamente. Comprobaremos con una aguja si está hecha. 
  • Cuando esté lista, dejamos la tarta dentro del horno apagado con la puerta abierta durante unos diez minutos.
  • Sacamos y dejamos templar sin desmoldar. Posteriormente la metemos en el frigorífico sin desmoldar. Es recomendable dejarla toda la noche, o al menos 5-6 horas.


PREPARACIÓN TRADICIONAL DE LA COBERTURA:

  • Para hacer la mermelada de cerezas deshuesamos las mismas, las ponemos en un cazo con la mitad de su peso en azúcar y un chorrito de limón.
  • Ponemos a fuego medio moviendo continuamente durante unos 30 minutos. Si suelta mucha agua y la fruta ya está cocida, es recomendable extraer un poco de su jalea para no retardar la cocción y que la fruta no se cueza demasiado. 
  • Retiramos del fuego y dejamos templar. Ponemos en un bote y la metemos en el frigorífico.


MONTAJE DE LA TARTA:

  • Desmoldamos la tarta con mucho cuidado y la ponemos en el plato de presentación. Decoramos con la mermelada de cerezas, empezando desde el centro hacia los laterales, hasta que esté bien cubierta.