13.9.12

Ñoquis de queso fresco




Esta receta ha sido todo un descubrimiento. Desde hace más de un año estaba en mi lista de pendientes, y por fin han coincidido los astros para que me ponga a hacerla. Me regalaron medio queso fresco de cabra artesanal de Zuheros (el medio queso pesaba un kilo), y me vino de repente la preparación a la cabeza. Gracias a Carmela, Antonio Jesús y Carmeli por ese regalazo y por participar en mi inspiración culinaria.



Haciendo mención a Zuheros y a sus magníficos quesos, es de recibo que os comente que del 21 al 23 de septiembre se celebra de la IX Fiesta del Queso Villa de Zuheros, donde se expondrán variedades de queso de todo el ámbito nacional, habrá talleres de elaboración del queso, degustaciones, catas...Yo no me la voy a perder. Es un buen plan para pasar el fin de semana.

La receta que les traigo hoy es de Ruben, del blog Catacuina, que a su vez la rescató del blog Delicious Days. Ambos prometen hacer los ñoquis en 15 minutos, aunque yo me he distendido un poco más en ellos, por ello de darle empaque al asunto y que resulten más vistosos. Vamos, ganas de complicarse la vida de una que disfruta dentro de la cocina.

Aunque parezca mentira después de lo que acabo de decir, la elaboración de la masa ha sido incluso más sencilla que la de mis colegas, puesto que al contar con un queso fresco bastante prensado y con poca humedad, no he tenido de sustraerle el agua sobrante al mismo. Y además, al ser un queso salado, no he necesitado añadirle sal a la masa. Por último, el queso parmesano me lo he ahorrado de la masa de ñoquis para ponérselo por encima al plato terminado.

Se puede acompañar de la salsa deseada, yo les propongo una muy sencillita de tomate con verduras, pero se puede acompañar con la que más les guste.






ÑOQUIS DE QUESO FRESCO 
(CON SALSA DE TOMATE Y VERDURAS)


INGREDIENTES (2 personas):


Para los ñoquis:

  • 250 gr. de queso fresco de cabra con sal (muy prensado)
  • 40 gr. de harina panadera recia
  • Una yema de huevo

Para la salsa:

  • 200 gr. de tomate triturado 
  • 1/2 cebolla
  • Un pimiento verde
  • Una berenjena pequeña con piel
  • Una zanahoria con piel
  • 2 cucharadas de vino tinto
  • Sal
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Pimienta negra molida
  • Queso curado de oveja 


PREPARACIÓN TRADICIONAL:

  • Desmigamos muy bien el queso con las manos.
  • Añadimos la yema de huevo y mezclamos.
  • Vamos añadiendo poco a poco la harina. La masa debe quedar manejable pero un poco pegajosa, el exceso de harina restaría sabor a los ñoquis.
  • Dejamos en la nevera tapada con papel film al menos media hora para que compacte bien.
  • Ponemos en un plato un poco de harina.
  • Sacamos la masa del frigorífico. Vamos cogiendo trocitos de masa y les vamos dando forma ovalada (tipo capullo de gusano de seda). Pasamos el ñoqui finamente por harina.
  • Para hacerle las estrías, pasamos el ñoqui por un tenedor vuelto del revés (o por un accesorio para ñoquis). Este paso es totalmente opcional.
  • Hacemos las operaciones anteriores hasta que se acabe la masa. Dejamos reposar en una bandeja enharinada mientras preparamos la salsa de acompañamiento.
  • Para la salsa lavamos concienzudamente las verduras y las cortamos todas muy pequeñitas. La berenjena, ya cortada, la ponemos en agua con sal para quitarle el amargor.
  • Pochamos la cebolla y después echamos el pimiento y la zanahoria. Rehogamos unos minutos.
  • Escurrimos las berenjenas y las añadimos. Salpimentamos.
  • Pasados unos minutos añadimos el vino tinto y dejamos que se evapore el alcohol.
  • Agregamos el tomate triturado y esperamos a que reduzca la salsa hasta que espese. Reservamos.
  • Ya con la salsa lista, ponemos una cacerola al fuego con agua abundante. Cuando hierva echamos los ñoquis. En el momento que empiecen a flotar (unos dos minutos) sacamos con una espumadera y escurrimos. Es conveniente hacer la cocción de los ñoquis en dos veces.
  • Añadimos los ñoquis a la salsa de tomate y mezclamos con mucho cuidado de no romperlos. 
  • Emplatamos y rallamos un poco de queso curado por encima.





A TENER EN CUENTA

Podemos hacer esta receta con el queso fresco que comamos habitualmente, teniendo en cuenta que si es blandito hay que extraerle todo el agua que contenga antes de mezclar con los demás ingredientes. Además, si el queso no tiene sal, habrá que añadirle una pizca de sal a la masa.

La harina panadera recia es perfecta para hacer pasta. La vende, como ya os he comentado muchas veces, mi amigo Andrés en su tienda online El Amasadero. Si no cuentan con esta harina pueden utilizar harina común, teniendo en cuenta que es posible que admita un poco más 40 gr. de harina.

Dejando volar la imaginación, se le puede añadir a la masa especias, hierbas aromáticas, frutos secos muy troceados...

Si prefieren aprender de una manera más rápida a hacer los ñoquis, les invito a visitar el blog de Rubén.