31.5.11

Pan rústico con espelta




No quería despedir el mes de mayo sin publicar una receta de pan. Desde que empecé mi andadura con este blog he ido aprendiendo muchísimo de los alimentos y sus propiedades, he descubierto recetas innovadoras y también recetas tradicionales, he mejorado mis fotografías culinarias, he entrenado mi paladar...y lo mejor que me ha pasado desde entonces (además de conocer, gracias al blog, a gente maravillosa) es haber aprendido a hacer pan en casa.


Para mí la elaboración del pan es algo mágico. Realizar masas con harinas diferentes, semillas variadas, hidrataciones varias, miel o azúcar, ver cómo burbujea mi masa madre, cómo leva vigorosa mi hogaza dentro del baneton, cómo inunda mi casa el olor más parecido a la gloria....Son tantas pequeñas cosas que me hacen feliz...

Pues otra hogaza rica os presento hoy, elaborada con semolina (harina de sémola de trigo duro más fina) y harina integral de espelta, dos harinas con un sabor muy especial. Con ellas, no hace falta muchos más aditivos para un pan de lujo.






INGREDIENTES (hogaza de kilo):

  • 350 gr. de semolina El Amasadero
  • 100 gr. de harina de fuerza ecológica El Amasadero
  • 150 gr. de harina integral de espelta El Amasadero
  • 200 gr. de masa madre (100% hidratación)
  • 250 gr. de agua mineral o filtrada
  • 12 gr. de sal
  • 3,5 gr. de levadura seca de panadería
  • 12 gr. de levadura de cerveza
  • 5 gr. de aceite de oliva virgen extra






PREPARACIÓN (1º amasado con panificadora):

  • La masa madre deberá estar refrescada al menos de 5-6 horas antes (yo la resfresqué la noche anterior e hice el pan por la mañana). Disolvemos la masa madre en el agua.
  • En la cubeta de la panificadora echamos las harinas, la sal a  un ladito, la levadura seca y la de cerveza al otro, y por último la masa madre disuelta en el agua.
  • Ponemos a funcionar la panificadora en el programa de amasado (que incluye amasado+levado 1:30 h.).
  • Cuando hayan pasado unos 10 minutos del programa ya se habrá hecho una bola preciosa de masa. En ese momento echamos el chorrito de AOVE y dejamos que el programa siga su curso hasta que termine.
  • A continuación vertemos la masa en una superficie enharinada y desgasificamos un poco la masa. Le damos forma rectangular y la enrollamos.
  • Enharinamos el baneton (yo he utilizado un baneton alargado de pulpa de madera) y ponemos la masa de pan dentro de él.
  • Tapamos con una paño de algodón humedecido y dejamos levar 1:15 h aprox.
  • Precalentamos el horno a 250º durante 15 min. con un pequeño recipiente con agua en su interior.
  • Mientras se calienta el horno, cubrimos la bandeja de horno con papel vegetal y volcamos con cuidado la masa de pan ya formada. La damos unos cortes si es de nuestro gusto.
  • Horneamos durante 20 min a 250º. Después cubrimos con papel de aluminio para que no se nos queme (eso va a depender de cómo funcione vuestro horno) y horneamos 15 minutos más a 200º.
  • Sacamos la hermosa hogaza y dejamos enfriar sobre una rejilla.





Como podéis comprobar, un pan sencillo y supersano. ¿Quién se atreve?

Muchos besos panaderos.

Lauritasalud :-)