30.4.11

Baguettes integrales con cerveza




"Llueve y parece que mañana va a seguir así.
Lo asegura Meteorología.
Llueve, llueve y en todos los rincones del país
la tierra está agradecida".

Jorge Drexler


Semana Santa pasada por lluvia, cinco días de sol y fin de semana de nuevo lluvioso. Esto es abril...un tiempo loco que nos tiene desconcertados. Por lo menos a mí. Aunque gracias a ello nuestra tierra cada vez está mejor para dar buenos frutos y enriquecer nuestra cocina. Os invito a conocer a Jorge Drexler, su sensibilidad en las letras y dulzura en la voz...(qué ganas tengo de que llegue el domingo que viene, lo volveré a ver en directo...)


También me tiene locuela  las obras de mi casa, con las que llevo casi dos meses liada. Si tengo suerte en un par semanas a lo sumo estará todo listo. Sé que en poco me alegraré, pero por ahora me ha robado la salud: estrés, dolores de cabeza, contractura en ambos hombros y cuello, ánimos a veces por los suelos con los problemas que surgen...¿Quién ne han robado el mes de abril? como a Sabina....otro gran maestro de la música.






Me da igual que esté todo por medio y que la casa tenga polvo en todos los rincones. Hoy sábado me merezco un respiro viendo la lluvia a través de mis ventanas, cuidando mi espalda maltrecha, ofreciéndoles una nueva receta, leyendo y relajándome en la cocina.


Vamos con la receta:

Hace ya al menos un mes que hice estas baguettes. En ellas hay dos novedades: la utilización de la cerveza en el pan y el molde de baguettes que he utilizado para hacerlas. En cuanto a la cerveza he de decir que ha sido todo un descubrimento para mí. El sabor del pan se potencia de una manera espectacular, ¡se convierte en adictivo! Con respecto al molde, lo compré a mi amigo Andrés de El Amasadero, y lo podéis ver aquí. El molde es mágnífico, en él se realiza el segundo levado y el horneado.







INGREDIENTES (3 baguettes de 280 gr aprox.):

  • 350 gr. de harina de fuerza ecológica El Amasadero
  • 100 gr. de harina de trigo ecológica El Amasadero
  • 50 gr. de harina integral de centeno El Amasadero
  • 330 ml. de cerveza (una lata de Mahou 5 estrellas)
  • 20 gr. de miel de abeja multiflora ecológica
  • 10 gr. de sal
  • 2 gr. de harina de malta tostada fuerte El Amasadero
  • 3,5 gr. de levadura seca de panadería
  • 5 gr. de aceite de oliva virgen extra


PREPARACIÓN (1º amasado con panificadora):

  • Vertemos en la cubeta los ingredientes por este orden: harina de fuerza, sal, harina integral de trigo y centeno, miel, levadura, malta y, por último, la cerveza. Ponemos el programa de amasado (que incluye amasado+levado y dura 1:30 h.). Cuando hayan pasado unos 10 minutos del programa de amasado, la masa habrá formado una bola casi perfecta. Es entonces cuando le agregamos el aceite en un hilito para que se vaya integrando. Con 5 gr. es suficiente para darle suavidad a la masa.
  • Acabado el programa, sacamos la masa de la cubeta y la ponemos en la encimera enharinada. Desgasificamos un poco y la dejamos reposar un par de minutos.
  • Dividimos en tres trozos de peso similar. Con cada uno formaremos una baguette. Para ello debemos estirar la masa con un rodillo de manera que nos vaya quedando un rectángulo. Lo enrollamos y cerramos los extremos metiendo las puntas hacia abajo.
  • Colocamos las baguettes en el molde y tapamos con un paño humedecido. Dejamos levar unas dos horas, o hasta que doblen de volumen.
  • Espolvoreamos con harina y le damos unos cortes en diagonal.
  • Precalentamos el horno a 220º con un recipiente pequeño lleno de agua en la base del horno.
  • Transcurrido ese tiempo introducimos las baguettes en el horno (con su molde) y las dejamos unos 20 minutos.
  • Ya os he dicho en otras ocasiones que mi horno necesita un cambio...así que para que salieran bien las baguettes, pasados los 20 minutos saqué la bandeja, les di la vuelta a las baguettes y las introduje a la misma temperatura 10 minutos más aproximadamente (la temperatura y los tiempos ya sabéis que son orientativos, cada horno es un mundo y hay que cojerle el tranquillo. Además el mío está muy mayor ya para el tute que le doy)
  • Sacamos las baguettes con ese color doradito y ese olor fantástico ¡aiss! que invade toda la casa. Las ponemos en una rejilla para que enfríen, si somos capaces de esperar antes de darles un bocado...





Espero no tardar demasiado en volver al ritmo normal, en mi vida diaria y en la virtual.

Muchos besos a todos.


Lauritasalud :-)