24.10.12

Potaje de lentejas. Al estilo de mi madre y con el sabor de mi consorte



Yo siempre he pensado que para llegar a hacer filigranas en la cocina se debería empezar por lo esencial, por la comida de casa, la de todos los días, conocer los ingredientes, aprender a quererlos y cocinarlos desde los fogones propios. Saber hacer caldos de fondo, guisos de carne y pescado, potajes de legumbres y aprovechar absolutamente todo lo que nos brindan los alimentos cocinados. Sé que se puede llegar a ser un buen cocinero dentro de la cocina moderna sin haber aprendido a hacer un buen plato de lentejas.

He de reconocer, que aunque siempre me ha gustado la cocina desde la base, la cual practico todos los días, y que desde que me emancipé en mi casa no falta un buen potaje de cualquier legumbre, el potaje de lentejas se me ha resistido durante bastante tiempo. Es de esos platos que no sabes por qué no le coges el punto ni a la cocción ni al sabor. A veces me salen de miedo y otras mejor echarse solo un cazo. ¡con lo fácil que parece hacer unas buenas lentejas!

Después de cocinarlas y probar hasta la saciedad durante años, ya puedo sentirme orgullosa de comer en casa unas lentejas en condiciones, con las que además he conseguido ya el sabor que más me gusta, gracias a mi madre y a mi Pedro. ¡Qué buenos paladares!





POTAJE DE LENTEJAS


INGREDIENTES (4 personas):

  • 220 gr. de lentejas
  • Un tomate
  • Una zanahoria
  • Un pimiento verde
  • Una cebolla pequeña
  • Un calabacín pequeño
  • 1/2 puerro
  • Una cabeza de ajos 
  • Una patata pequeña
  • Un chorizo
  • Un hueso de jamón fresco
  • 1/2 costilla de cerdo
  • Una guindilla cayena
  • Sal
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Vinagre de vino blanco
  • Comino molido
  • Pimienta negra en grano
  • Una hoja de laurel
  • Colorante alimentario

PREPARACIÓN TRADICIONAL:

  • Remojamos las lentejas al menos dos horas antes de la cocción.
  • Ponemos un litro y medio de agua (o un poquito más) a hervir junto con el chorizo y la costilla troceada, el hueso de jamón, todas las especias y un chorrito de vinagre y otro de aceite. Cuando el agua haya hervido incorporamos las lentejas escurridas.
  • Pelamos un poco (no entera) la cabeza de ajos y la asados directamente al fuego por todos sus lados. Después la lavamos y quitamos lo más quemado e incorporamos a la olla.
  • Lavamos todas las verduras y las partimos en trozos grandes, excepto el calabacín y patata en trozos medianos.
  • Cuando hayan pasado 20-25 minutos de la cocción de las lentejas, agregamos las verduras y cocemos hasta que las lentejas estén tiernas (otros 20-25 minutos).
  • Sacamos de la olla las verduras cocinadas en trozos grandes y las batimos con un poco de caldo de cocción. Incorporamos de nuevo, removemos y dejamos al fuego 2-3 minutos. 





A TENER EN CUENTA

Si utilizan las lentejas pardinas, que son más pequeñas y de cocción más rápida, el tiempo de preparación del plato se reducirá en 10-15 minutos. Cuajan mejor que las lentejas normales, así que es posible que no tengan que triturar las verduras para espesar el caldo.