11.9.16

Tarta de mousse de arándanos




No se ya si se acuerdan de mi, si creen que he abandonado el blog...la cuestión es que hace tres meses que no publico. No ha sido por nada especial. Entre vacaciones, verano, mucho trabajo y desgana, pues ha pasado mucho tiempo para que hoy esté publicando de nuevo. Y como no quiero que la apatía me invada y haga dejar atrás un proyecto tan bonito como fue empezar este blog hace ya 8 años (cumplidos el pasado 8 de septiembre), hoy debo, por mi y por la gente que me sigue, seguir publicando mis recetas.

Han pasado 8 años de alegrías, muchas cosas aprendidas en la cocina y en la vida, altibajos, momentos entrañables, otros que no cambiaría por nada, y también algunos que mejor olvidar y no retener en mi memoria. Infinidad de vivencias, que sean como sean, han merecido la pena ser vividas.

Y como quiero seguir enriqueciéndome en el mundo culinario, seguir aprendiendo recetas, trucos  y técnicas y compartirlas con todas las personas que quieran, aquí les presento hoy una tarta especial.


Esta tarta es especial porque siempre es especial hacer una tarta para mi "otra mitad", mi complemento, mi amor, mi Pedro. Porque casi todo lo que hago entre fogones tiene sentido si él lo prueba y me dice que está rico, que lo repita, que quiere más, que el único defecto es que "tenías que haber hecho más cantidad"...Porque mi catador oficial se merece la tarta que me pida.

Este año, a casi dos meses de su cumpleaños me dice "quiero una tarta que lleve arándanos, nata y crumble"....así que estuve dándole vueltas a la tarta, y salió esta tarta de mousse de arándanos tannnn rica, que gustó muchísimo a todos los que la probaron, y lo mejor, al cumpleañero le encantó. La tarta esta inspirada en esta receta del blog Tomillo y Laurel y las fotos no le hacen justicia ninguna a la presencia de la tarta real. Tampoco pude hacer fotos del corte, pero imagínense un corte con arándanos frescos por la mitad...deliciosa sin más y, lo mejor, nada pesada.



TARTA DE MOUSSE DE ARÁNDANOS

Molde utilizado: redondo de metal desmontable de 20 cm. de diámetro. alto (me sobró un poco de relleno, recomiendo un molde de 24-26 cm. de diámetro)


INGREDIENTES:


Para la base:
  • 100 gr. de galletas tipo María
  • 100 gr. de copos de avena
  • 100 gr. de mantequilla

Para el relleno:

  • 500 gr. de queso batido desnatado
  • 2 yogures naturales (250 gr.)
  • 425 gr. de mermelada de arándanos (un bote de Ikea)
  • 100 gr. de azúcar blanco
  • 12 hojas de gelatina
  • 100 gr. de leche
  • 500 gr. de nata para montar muy fría
  • 125 gr. de arándanos frescos

Para la decoración (crumble):

  • 100 gr. de harina de repostería
  • 60 gr. de mantequilla
  • 60 gr. de azúcar blanco
  • Arándanos frescos






PREPARACIÓN TRADICIONAL:

  • Para la base, preparamos el molde pintándolo con aceite y forrando tanto la base como las paredes con papel de horno. Trituramos las galletas y los copos de avena y ponemos en un bol. Derretimos la mantequilla en el microondas y vertemos. Mezclamos los ingredientes hasta que se integren todos.
  • Volcamos la masa en la base del molde y apretamos para que quede compacta y bien repartida por toda la superficie. Metemos el molde en el frigorífico.
  • Para el relleno, calentamos la leche y disolvemos en ella las hojas de gelatina con unas varillas.
  • Por otra parte batimos muy bien el queso, la mermelada, los yogures y el azúcar. Añadimos la leche con la gelatina disuelta y volvemos a batir. Reservamos.
  • Montamos la nata muy bien y añadimos a la preparación anterior mezclando suave y homogéneamente.
  • Sacamos el molde del frigorífico y vertemos la mitad del relleno sobre la base del molde. Repartimos la mitad de los arándanos. Terminamos de echar el relleno y los arándanos que nos faltan.
  • Metemos en el frigorífico al menos 4-5 horas para que enfríe y tome consistencia.
  • Para la decoración vamos a hacer un crumble: precalentamos el horno a 180º. Mezclamos la harina, el azúcar y la mantequilla en taquitos y mezclamos con las manos hasta que quede una textura de migas. 
  • Ponemos en la bandeja del horno cubierta con papel de horno. Introducimos en el y horneamos durante 15-18 minutos. Sacamos y dejamos enfriar.
  • Para montar la tarta, desmoldamos, añadimos el crumble por encima y arándanos al gusto.