25.1.16

Albóndigas con pasta fresca




Para empezar la semana con energía les muestro un plato muy sencillo, y seguramente frecuente en muchas casas, menos en la mía (aunque a partir de ahora lo va a ser mucho más). No tengo mucha costumbre de hacer albóndigas, y normalmente las hago con salsa de almendras. Hacerlas con tomate y, además, acompañarla con pasta ha sido la primera vez. Fijense la tontería, algo tan simple, pero que hasta que no te lo muestra alguien, no lo has probado junto en la vida.

Esta es mi versión de los espaguetis con albóndigas de Carlos Dube (Mercado Calabajío). Le he dado la vuelta al nombre de la receta, porque para mi recetario va a cobrar más importancia las albóndigas que la pasta. La pasta va a ser un mero acompañamiento de hidratos a un plato de albóndigas bien rico. Que la pasta sea fresca y casera es mera casualidad y de tener tiempo para elaborarla el fin de semana. Pueden hacer espaguetis o tallarines de pasta seca sin ningún problema.


ALBÓNDIGAS CON PASTA FRESCA


INGREDIENTES(2-3 personas):


Para la pasta fresca*:

  • 100 gr. de harina de sémola de trigo duro o harina panadera recia
  • 1 huevo
  • Una pizca de sal

*Si se deciden por pasta seca utilicen 100 gr.


Para las albóndigas:

  • 250 gr. de carne picada (mitad ternera y mitad cerdo)
  • Un huevo
  • 2 cucharadas de leche
  • 1 cucharada de pan rallado
  • 1/2 diente de ajo
  • Una ramita de perejil fresco


Para la salsa:

  • 2 1/2 dientes de ajo
  • 400 gr. de tomate triturado
  • 125 gr. de vino tinto
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Una pizca de azúcar
  • Sal
  • Queso rallado (opcional)






PREPARACIÓN TRADICIONAL:

  • Para hacer la pasta fresca ponemos todos los ingredientes en un bol. Con un tenedor removemos la masa hasta que esté casi integrada.
  • La sacamos del cuenco y amasamos durante unos minutos. La masa debe quedar lisa y firme.
  • Hacemos una bola, metemos en el cuenco, tapamos con papel film y dejamos reposar media hora a temperatura ambiente.
  • Cortamos la masa 3-4 trozos de mismo peso. Cogemos el primer trozo y alisamos con un rodillo dándole forma rectangular. Después vamos pasando por la máquina de pasta desde la pestaña más gruesa hasta llegar al grosor deseado (tres o cuatro pestañas de grosor)
  • Seguidamente introducimos la masa por el accesorio, en este caso, de los tallarines.
  • Los dejamos reposar sobre la mesa de cocina una media hora para que sequen un poco, separados unos de otros y espolvoreando un poco de harina para que no se peguen.
  • Hacemos el mismo procedimiento con los trozos restantes de pasta.
  • Para preparar las albóndigas, salpimentamos la carne y picamos el medio diente de ajo y la ramita de perejil.
  • En un bol ponemos la carne, el ajo, el perejil, el huevo, el pan rallado y la leche. Mezclamos muy bien.
  • Hacemos bolitas pequeñas.
  • En una sartén con 3-4 cucharadas de aceite, doramos las albóndigas por los dos lados, sin llegar a hacerlas del todo. Sacamos y reservamos.
  • En la misma sartén doramos los ajitos picados (si es necesario, añadimos un poco más de aceite).
  • Añadimos el tomate la sal y el azúcar y dejamos reducir unos minutos.
  • Incorporamos el vino tinto y los jugos que hayan soltado las albóndigas. Seguimos recudiendo unos 8-10 minutos.
  • Mientras tanto cocemos la pasta fresca en agua hirviendo hasta que estén al dente, con 2-3 minutos será suficiente. Escurrimos.
  • Incorporamos las albóndigas a la salsa y dejamos otros 4-5 minutos hasta que se integren sabores y se terminen de hacer las albóndigas.
  • Servimos en un plato un poco de pasta y encima las albóndigas con la salsa.
  • Espolvoreamos con queso rallado (opcional).