11.5.15

Croquetas de ajobacalao



El año pasado les presenté una receta típica de la Semana Santa en Vélez-Málaga, el ajobacalao. El ajobacalao es un paté de bacalao con pan, ajo, pimentón, pique y agua de cocción del bacalao. La receta ha tenido muy buena acogida y, además este año he sido una de las ganadoras del concurso de recetas de Semana Santa de Hipercor con la receta de ajobacalao. Si quieres echarle un vistazo a la receta, pinche aquí.


Pues, este año, por supuesto, lo he vuelto a hacer, y creo que se quedará en mi recetario semanasantero por mucho tiempo. Como la cantidad que sale de realizar la receta es demasiada para dos personas que somos en casa, este año he decido hacer croquetas de ajobacalao, idea que recogí del blog de mi amiga Reme, como muchas tantas otras. La he adaptado a mi manera y mis gustos, pero la inspiración es de su receta. Salen muy melosas, se deshacen en la boca y ¡es un gustazo comerlas!

Bueno, espero volver a retomar el blog de manera normal...ya he acabado con la fase de oposición, me falta la nota del último examen y las puntuaciones finales...a esperar...aunque ya al menos no tengo que estudiar y estoy poco a poco volviendo a mi rutina.



CROQUETAS DE AJOBACALAO



INGREDIENTES:


  • 250 gr. de ajobacalao casero
  • Una cebolla dulce mediana
  • 2 cucharadas soperas de harina
  • Un vaso grande de leche (300 ml. aprox.)
  • Pimienta negra recién molida
  • Nuez moscada molida
  • Un huevo
  • Pan rallado
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal (solo si es necesario)





PREPARACIÓN TRADICIONAL:


  • Pelamos y picamos la cebolla bien finita.
  • Calentamos en una sartén grande 2-3 cucharadas de aceite y pochamos la cebolla.
  • Después añadimos la harina y la tostamos.
  • Añadimos el ajobacalao y removemos. 
  • Poco a poco vamos añadiendo leche, dando vueltas e integrando en la masa. Echamos la pimienta, la nuez moscada y un pelín de sal si necesitara (el ajobacalao ya tiene sal).
  • Seguimos moviendo hasta la masa quede homogénea pero blandita. Retiramos a una fuente de vidrio y tapamos con papel film pegado a la masa. Cuando está a temperatura ambiente, la metemos en el frigorífico, mínimo 4-5 horas. Mejor hasta la día siguiente.
  • Sacamos la masa y le damos forma a las croquetas como tengamos costumbre, mojándonos un poco los dedos y la palma de las manos con agua para que no se nos pegue la masa.
  • Pasamos por huevo batido y pan rallado.
  • Freímos en abundante aceite caliente.