12.3.14

Ochíos, dulce tradicional de Jaén





Todo lo que recuerde a dulce tradicional, a aceite y matalahúva, me atrae de una manera muy especial. Y cuando pude probar los ochíos de Jaén, un dulce tan típico de esta tierra, de las manos de mi amiga Mari Ángeles, no pude resisitirme a hacerlos. La receta nos la pasó nuestra otra amiga Leo, que la tomó de otra buena amiga, Ana (la receta de Ana sin matalahúva). Tres mujeres geniales, las tres jiennenses, que llevan a su tierra por bandera, y que se emocionan al recordar cuando, de pequeñas, los comían para la merienda.


Para ellas y para todos los jiennenses,  para esa maravillosa tierra,va dedicada mi receta de hoy.


OCHÍOS DE JAÉN


INGREDIENTES:


  • 375g de agua templada
  • 40 g de levadura fresca o 14 gr. de levadura seca de panadería
  • 125g de aceite virgen extra
  • 125 g de azúcar
  • Puñado de matalahúva
  • 1 huevo y 1 yema
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 750g de harina
  • Huevo batido y azúcar para la cobertura






PREPARACIÓN TRADICIONAL:

  • Calentamos el aceite (no hay que esperar a que humee) y echamos la matalahúva. Apartamos del fuego y dejamos infusionar hasta que el aceite se enfríe.
  • Disolvemos la levadura en el agua templada.
  • En un bol añadimos todos los ingredientes y amasamos muy bien. Esperamos a que la masa doble su volumen.
  • Cogemos porciones de masa y hacemos bolas más o menos grandes, dependiendo del tamaño que nos guste (yo hice ochíos de unos 50-60 gr.) y las ponemos en la bandeja de horno sobre papel vegetal. Dejamos levar unos 15-20 min.
  • Precalentamos el horno a 180º.
  • Pintamos con huevo los ochíos y vertemos abundante azúcar por encima.
  • Horneamos unos 18 minutos. Sacamos y dejamos enfriar sobre una rejilla.






A TENER EN CUENTA

Con estas cantidades salen unos 25-26 ochíos de unos 50-60 gr. Si quieren probar a hacer la mitad de la receta, dividan los ingredientes por la mitad pero para la cantidad de huevo les daré un truco: como para la masa se necesita un huevo y una yema, para la mitad de la receta cogeremos igualmente el huevo y la yema, batimos y pesamos, y echamos a la masa justo la mitad, la otra mitad batida la utilizaremos para pintar la masa antes de hornear.