18.7.13

Alitas de pollo mediterráneas (asadas en bolsa)




No suelo utilizar demasiado la técnica del asado en bolsa, aunque sí que soy una fan absoluta del papillote, que es más o menos lo mismo. Decidí hacer estas alitas en bolsa de asar para que el adobo impregnara por completo a las alitas y le diera todo su sabor. Salen sabrosas, y lo peor, ¡apetece mojar pan a toneladas!




ALITAS DE POLLO MEDITERRÁNEAS (asadas en bolsa)


INGREDIENTES (2 personas):

  • 6 alitas de pollo
  • Sal
  • Pimienta negra molida
  • Una pizca de pimentón dulce
  • Una pizca de pimentón picante
  • Un diente de ajo
  • Un tomate seco en aceite
  • Romero
  • Tomillo
  • Orégano
  • 1/2 vaso de cerveza
  • 2-3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • Bolsa de asar
  • Una patata mediana (opcional)




PREPARACIÓN TRADICIONAL:

  • Cortamos la punta de las alitas de pollo y las desechamos. Después las partimos en dos trozos y las salpimentamos. Reservamos.
  • Hacemos el aliño: incorporamos en un vaso de batidora un diente de ajo pelado, el tomate seco picado, todas las especias, la sal, el aceite y la cerveza. Batimos muy bien.
  • En una bandeja ponemos las alitas y bañamos con el aliño. Tapamos con papel film y metemos en el frigorífico al menos una hora para que maceren.
  • Pasado ese tiempo, introducimos las alitas todo el aliño en la bolsa de asar. Incorporamos una patata pelada y en rodajas muy finas. (Si no ponemos patatas, podemos macerar las alitas en la misma bolsa de asar).
  • Precalentamos el horno a 180º con ventilador.
  • Ponemos la bolsa completamente cerrada en una fuente apta para horno.
  • Asamos durante 30-35 min., dándole la vuelta a la bolsa en mitad del asado.
  • Sacamos de la bolsa, ponemos en la misma fuente de hornear y si es de nuestro gusto, gratinamos durante 3-5 minutos.


A TENER EN CUENTA

Si añaden patata, les recomiendo que la corten con mandolina y muy muy finas. Yo no tengo mandolina y por muy finas que quise cortarlas, me salieron un pelín enteras. Aún así estaban bien ricas con la salsa.

Si no ponen patata, pueden acompañar las alitas con arroz cocido, que con la salsita está de muerte.