5.3.12

Pan de cerveza y avena



Hace casi tres meses que no publico una receta de pan, desde mi pan rústico aromático. ¡Me parece imperdonable! No es que haya dejado de hacer pan, ni muchísimo menos, todas los fines de semana abro la panadería de casa. Lo que sí es cierto es que apenas me he complicado en las recetas, he estado utilizando mis preferidas.


Los panes de cerveza, desde que probé mis baguettes integrales, son mis favoritos y de Pedro también. Pero me he dado cuenta que, desde entonces, no he vuelto a publicar ningún otro pan con cerveza. Esta hermosa hogaza tiene también otra particularidad, la harina de avena le da consistencia la miga y le aporta sabor. En conclusión: un pan de corteza crujiente, miga densa pero no en exceso, y un olor y sabor deliciosos, ¡qué va a decir la panadera de sus panes!



INGREDIENTES (hogaza de  900 gr. aprox.):

  • 200 gr. de harina de fuerza 
  • 200 gr. de harina panadera recia
  • 100 gr. de harina de avena
  • 330 ml. de cerveza rubia a temperatura ambiente (he utilizado una lata de Mahou 5 estrellas)
  • Una cucharada (15 gr.) de miel de caña 
  • 8 gr. de sal
  • 4 gr. de levadura seca de panadería
  • 10 gr. de aceite de oliva virgen extra
  • 1 gr. de malta tostada fuerte
  • Una cucharada (10 gr.) de semillas de lino dorado
  • Una cucharada (10 gr.) de semillas de lino marrón


Para el 2º levado he utilizado un baneton de pulpa de madera de 1 kg.







PREPARACIÓN (1º amasado en panificadora):

  • Agregamos a la cubeta la harina de fuerza y la panadera recia, después la sal, la harina de avena, la malta tostada, la miel de caña, la levadura, el aceite y, por último la cerveza recién abierta. Activamos la panificadora y ponemos el programa "Masa", que incluye amasado (20 min.) y levado (1:10 h.). Cuando haga la señal acústica para la adición de ingredientes, agregamos las semillas de lino y dejamos que termine el programa.
  • Entretanto enharinamos el baneton.
  • Sacamos la masa de la panificadora y desgasificamos en una superficie enharinada o en un tapete de silicona. Le damos forma de bola e introducimos en el baneton. Cubrimos con un paño de cocina humedecido. Dejamos levar dos horas mínimo o hasta que doble su volumen.
  • Precalentamos el horno a 240º con un cuenco pequeño con agua dentro.
  • Forramos la bandeja de horno con papel vegetal y volcamos el pan con mucho cuidado.
  • Hacemos unos cortes al pan de la manera que más nos guste.
  • Horneamos a 240º los primeros 15 minutos. Después bajamos a 200º y lo dejamos 35 minutos más. Si vemos que se dora demasiado, cubrimos con papel de aluminio.
  • Sacamos y dejamos enfriar totalmente sobre una rejilla.





A TENER EN CUENTA

Si no tienen harina panadera recia la pueden sustituir por harina de fuerza, así el pan tendría un total de 400 gr. de harina de fuerza.

La harina de avena se puede conseguir en las herboristerías, pero sale más barato pulverizar en Thermomix (u otro robot de cocina) copos de avena que se pueden encontrar en cualquier supermercado.

La malta tostada fuerte, como el resto de harinas (excepto la de avena), la compro en El Amasadero. Si no tienen la malta a mano, pueden prescindir de ella.

Las semillas de lino no son necesarias para la elaboración del pan, pero proporcionan un aporte nutritivo y de sabor muy bueno. Las semillas de lino contienen ácido linoleico (el conocido como ácido graso Omega 6), es una ácido graso esencial para el organismo, es decir, que nuestro organismo no es capaz de sintetizarlo y tiene que ser ingerido por la dieta (fuente: Wikipedia). Por eso las semillas de lino son tan beneficiosas para la salud. También, como no, son muy apropiadas para el tránsito intestinal. Si no tienen semillas de lino pueden prescindir de ellas o sustituir por otro tipo de semillas: sésamo, calabaza, girasol, chía, amapola...