19.9.10

Lasaña de calabacín



¿Os acordáis de cuando gané el sorteo del 6º Reto de Velocidad Cuchara con mi gazpacho con aguacate? Estaba patrocinado por Santa Teresa y recibí este lote de productos tan fantástico.





Bueno, pues ya hace que hice y saboreé esta lasaña de calabacín elaborada con la salsa de tomate, bechamel y huevo hilado de Santa Teresa. Quiero agradecerles otra vez su amabilidad y darle la enhorabuena por la calidad de sus productos. Todos, absolutamente todos y esto no es por hacer la pelota, destacan por su calidad por encima de otras marcas y el formato pequeño de la mayoría de ellos, en mi caso, me ha interesado muchísimo, puesto que somos dos en casa y a veces algunos productos llegan a ponerse malos (como pueden ser el alioli y la mayonesa).


La lasaña esta hecha en un pispas,  porque al tener la lasaña precocida y bechamel y la salsa de tomate lista, lo demás es coser y cantar.






INGREDIENTES (2 personas):

  • 6 placas de lasaña precocida
  • 2 calabacines
  • Una cebolla grande
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Salsa de tomate Santa Teresa
  • Bechamel Santa Teresa
  • Queso semicurado
  • Huevo hilado Santa Teresa.


PREPARACIÓN TRADICIONAL:

  • Hidratamos las placas de lasaña en agua templada. Ponemos el horno a precalentar a 200º.
  • Pelamos el calabacín (dejando la mitad con cáscara) y cortamos en cuadraditos pequeños. Partimos también muy fina la cebolla. Rehogamos en 1-2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra.
  • Para montar las placas de lasaña necesitamos un molde en el que puedan caber dos placas en la base.
  • Sacamos del agua las placas de lasaña
  • Rociamos con aceite de oliva la base y ponemos la primera capa de lasaña.
  • Echamos la mitad del rehogado por encima. Vertemos con salsa de tomate al gusto y un pelín de bechamel. Hacemos lo mismo con la siguiente capa.
  • Cubrimos con las dos últimas placas de lasaña y ponemos abundante bechamel. Rallamos queso por encima y esparcimos un poco de huevo hilado.
  • Cocemos en el horno a 200º durante 25 min. aproximadamente.


Os aseguro que la salsa de tomate no os va a decepcionar: tiene un intenso sabor a albahaca que la hace excepcional. La bechamel es muy muy suave y se nota muchísimo que está hecha con aceite de oliva virgen extra. El huevo hilado le da un toque dulce estupendo a esta lasaña. ¡Estoy encantada con estos productos! La pena es que se hayan acabado ya...






Para quienes no tienen acceso a estos productos, aquí esta la versión tradicional de la receta:



INGREDIENTES (2 personas):

  • 6 láminas de lasaña precocida
  • 2 calabacines
  • Una cebolla grande
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Salsa de tomate o tomate frito 
  • Queso semicurado
  • Huevo hilado 

Para la bechamel:

  • Una nuez de mantequilla
  • Un vaso y medio de leche
  • Una cucharada de harina
  • Sal
  • Nuez moscada


PREPARACIÓN TRADICIONAL:

  • Hidratamos las láminas de lasaña en agua templada. Sacamos y secamos con un paño de algodón. Reservamos
  • Precalentamos el horno a 200º.
  • Pelamos el calabacín a medias y cortamos en cuadraditos pequeños. Picamos muy fina la cebolla. Rehogamos en 1-2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra.
  • Para la bechamel, derretimos la mantequilla a fuego lento, añadimos la harina y tostamos un poco. Después agregamos le leche poco a poco y removemos muy bien. Echamos la sal y la nuez moscada. Seguimos ligando hasta que la salsa espese y no queden grumos.
  • Pincelamos con aceite un molde pequeño y ponemos las primeras láminas de pasta.
  • Echamos la mitad del calabacín por encima. Ponemos un poco de salsa de tomate y un pelín de bechamel. Hacemos lo mismo con la siguiente capa.
  • Cubrimos con las dos últimas láminas de pasta y cubrimos con abundante bechamel. Rallamos queso por encima y esparcimos un poco de huevo hilado.
  • Cocemos en el horno a 200º durante 20-25 min. aproximadamente.



Mi posdata sobre la salud creo que se va a hacer un clásico, aunque intentaré que eso no ocurra....He tenido una semana bastante mala, creo que lo habéis podido notar porque no he actualizado y apenas he podido pasar por vuestros blogs ni dejar comentarios (disculparme por ello, pero no puedo estar en el pc mucho tiempo porque empieza a dolerme el coco...). Sigo de baja por crisis migrañosa y liada a médicos, espero que las pruebas lleguen pronto y todo empiece a ser normal. Por lo pronto ayer estuve bastante bien y hoy no me puedo quejar, descansando mucho en casa y con fuerzas y ganas de contaros mis batallitas en la cocina. Muchos besos a todos!