27.3.13

Leche frita




La leche frita, a pesar de ser un dulce muy típico de la Semana Santa malagueña, no ha sido nunca costumbre hacerlo en mi casa. La he comido a veces de pastelería y nunca me había entusiasmado...hasta que hace unos días vi publicadas la leche frita tanto a mi amiga Ana como a mi amiga Reme y no pude resistirme. Como sé que todo en casa sabe mejor, me decidí a hacerla y ¡Dios mío! (nunca mejor dicho) ¡sin son bocaditos de cielo! Una auténtica maravilla para el paladar esa leche cuajaita que templadita se derrite en tu boca... Al final elegí hacer la receta de Reme, aunque la de Ana es muy pero que muy parecida.





Acerté plenamente a la hora de elegir el recipiente donde cuajar la leche. Es este que os enseño de minibizcochos de silicona. Da perfectamente para rellenar los nueve compartimentos sin que sobre nada. cuando está cuajada, al ser de silicona es muy fácil de desmoldar, y para freir, solo hay que cortar cada lingote por la mitad y nos salen 18 cuadraditos de leche frita perfectos.







LECHE FRITA

INGREDIENTES (18 cuadraditos) :

  • 1/2 l. de leche
  • 60 gr. de maicena
  • 70 gr. de azúcar
  • Una peladura de limón
  • Una cucharada de esencia de vainilla
  • Aceite de oliva virgen extra
  • 2 huevos para rebozar
  • Azúcar y canela para emborrizar






PREPARACIÓN TRADICIONAL:

  • En un cazo ponemos a calentar a fuego lento la mitad de la leche, el azúcar, la vainilla y la peladura de limón.
  • En un vaso disolvemos el resto de la leche con la maicena.
  • Cuando la leche del cazo esté caliente agregamos la maicena disuelta y removemos sin parar hasta que la mezcla empiece a espesarse. Retiramos del fuego y quitamos la peladura de limón.
  • Vertemos en el molde (previamente engrasado si es de metal) y dejamos que temple. Después metemos en el frigorífico al menos dos horas para que coja consistencia.
  • Pasado ese tiempo, sacamos del frigorífico y cortamos en cuadraditos.
  • Preparamos un plato con harina, otro con los dos huevos batidos, y ponemos la sartén a calentar con abundante aceite.
  • Rebozamos los cuadraditos de leche finamente por harina y huevo y freímos por los dos lados. Apartamos en un plato con papel absorbente. Hacemos la misma operación con todos los cuadraditos.
  • Emborrizamos con azúcar mezclada con una cucharada de canela.
  • Si lo prefieren para su presentación, colocamos en papelillos de magdalenas.