20.2.12

Cogollos a la cordobesa



Cuando probé estos cogollos por primera vez no fue en Córdoba, sino en un bar que hay cerca de mi casa. Me parecieron tan simples, ricos y fáciles de hacer, que llegaron a convertirse en el toque de "verdura" de mi cena de Nochebuena. Sabía que si ponía ensalada se iba a quedar más de la mitad, a la vista de otros manjares más suculentos; sin embargo, estos cogollos a la cordobesa fueron toda una sorpresa para mi familia y no quedó ni gota de aceite en el plato.


Después he estado investigando por la blogosfera y parece ser que la receta más típica de estos cogollos no lleva jamón serrano. Yo siendo fiel a los primeros que comí (y a mis gustos, por supuesto) me decanto por el jamón. Tampoco aderezo los cogollos con vinagre o limón puesto que resta un poco el sabor del ajo frito que tanto me gusta. Y, evidentemente, al llevar jamón, prescindo de la sal.

Cordobeses y cordobesas, ¿cómo soléis hacer los cogollos?



INGREDIENTES (2 personas):

  • Un cogollo de lechuga
  • 2 dientes de ajo
  • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • Jamón serrano


PREPARACIÓN TRADICIONAL:

  • Limpiamos el cogollo quitándole las hojas exteriores más feas. Cortamos en cuatro trozos de manera longitudinal. Los lavamos y secamos con papel absorbente. Disponemos en el plato.
  • Pelamos y picamos muy finitos los ajos. Cortamos el jamón en taquitos pequeños.
  • Calentamos el aceite en una sartén y doramos los ajos y el jamón. Vertemos por encima de los trozos de cogollo.