9.10.13

Bizcocho de calabaza (con sabor a calabaza)





Empiezo con las recetas de otoño introduciendo un ingrediente de temporada: la calabaza. La utilización de las hortalizas y frutas en los bizcochos aporta una jugosidad increíble y, además, estamos aportando nutrientes y vitaminas a un producto de consumo ocasional.



Este bizcocho de calabaza que les presento hoy ha sido el resultado de una búsqueda por encontrar un bizcocho de calabaza con sabor a calabaza. Muchas veces, en los bizcochos con frutas u hortalizas, el sabor dulce del bizcocho enmascara el sabor de la misma. Para conseguir un equilibrio de dulzor y sabor a calabaza he tenido que reducir la cantidad de azúcar. Además he optado por picar la calabaza y utilizarla en crudo, en vez de cocerla previamente, así toda las propiedades y la jugosidad de la cocción se queda dentro del bizcocho.


Utilicen una calabaza de calidad y si es de proximidad y ecológica mejor que mejor. Este bizcocho está hecho con calabaza ecológica de la variedad potimarrón del Valle del Guadalhorce, de la finca Hevilla, a media horita de mi casa.  ¡No podía dar mejor resultado!



BIZCOCHO DE CALABAZA



Molde utilizado: cake de metal de 25*11*6 cm.



INGREDIENTES:

  • 300 gr. de calabaza ya limpia y sin piel (unos 500 gr. aprox. antes de limpiar)
  • 250 gr. de harina bizcochona integral (o 250 gr. de harina integral de trigo y 10 gr. de levadura química)
  • 210 gr. de azúcar moreno
  • Una pizca de sal
  • 3 huevos
  • 25 gr. de aceite de girasol
  • 75 gr. de aceite de oliva virgen extra
  • 2 c/s de semillas de sésamo tostado (opcional pero le da su puntito)






PREPARACIÓN TRADICIONAL:

  • Pelamos la calabaza y la picamos en una picadora. Reservamos.
  • Batimos con unas varillas los huevos con el azúcar hasta que quede una mezcla espumosa.
  • Echamos los aceites y mezclamos unos segundos.
  • Incorporamos la harina y la sal tamizadas poco a poco e integramos con movimientos envolventes.
  • Agregamos la calabaza picada y mezclamos con una lengua de cocina.
  • Precalentamos el horno a 160º calor arriba y abajo con ventilador (180º sin ventilador).
  • Engrasamos el molde con aceite y espolvoreamos con harina. Vertemos la masa.
  • Horneamos durante 40-45 minutos comprobando con una aguja si está hecho.
  • Sacamos y, pasados 10 minutos, desmoldamos y dejamos enfriar sobre una rejilla.



PREPARACIÓN CON THERMOMIX:

  • Pelamos la calabaza y troceamos. Echamos en el vaso y picamos 10 seg., vel. 5. Reservamos.
  • Sin lavar el vaso, batimos los huevos y el azúcar 3 min., 37º, vel. 4. Después programamos 3 min., vel. 4, sin temperatura.
  • Añadimos los aceites y batimos 10 seg., vel. 5.
  • Añadimos la harina y la sal y mezclamos 10 seg., vel. 3.
  • Agregamos la calabaza picada y mezclamos con una lengua de cocina.
  • Para el horneado seguimos los mismos pasos de la preparación tradicional.



A TENER EN CUENTA



Para los más golosos, aumenten la cantidad de azúcar aunque sea en detrimento del sabor a calabaza.

Es recomendable preparar el bizcocho el día anterior a la consumición, puesto que ligan mejor los sabores y está mucho más bueno. Conforme pasan los días, más rico está.

Debido a la humedad interior del bizcocho, es recomendable conservarlo en el frigorífico.

Si utilizan un molde diferente, los tiempos de cocción pueden variar.