16.4.17

Pan con harina de algarroba y avena



Se que tengo el blog muy abandonado y no sé si volveré a retomar con periodicidad las publicaciones. Estoy bastante inapetente, y la verdad tengo muchas otras cosas que hacer en mi día a día.


Pero nunca es un mal día para volver, y si se vuelve...y qué mejor con una de mis pasiones, ¡el pan casero! Lo que distingue este pan de otros es la utilización de la harina de algarroba, que le aporta un sabor dulzón muy rico y un color precioso a los panes. La harina de algarroba que he utilizado ha sido "hecha a mano" con algarrobas que me regalaron. Después de humedecidas y dejarme las manos quitándoles las semillas, las pulvericé en Thermomix. Pero sinceramente...es tan arduo el trabajo para 1/2 kilo de harina de algarroba que mejor comprarla en herboristerías ;-)


Harina de algarroba


PAN CON HARINA DE ALGARROBA Y AVENA

INGREDIENTES:


Para el prefermento:
  • 100 gr. de harina panadera
  • 100 gr. de agua
  • 0,5 gr. de levadura seca de panadería
Para el pan:
  • Todo el prefermento
  • 300 gr. de harina panadera
  • 50 gr. de harina de algarroba
  • 50 gr. de harina de avena
  • 10 gr. de sal






PREPARACIÓN TRADICIONAL:

  • Empezamos con el prefermento 24 horas antes: mezclamos 50 gr. de harina panadera, 50 gr. de agua y 0,5 gr. de levadura seca. Mezclamos, tapamos con film o gorro de ducha y dejamos reposar 12 horas a temperatura ambiente. Después volvemos a alimentar con 50 gr. de harina y de agua. Mezclamos y a esperar otras 12 horas.
  • Para realizar la masa, ponemos en el bol de la amasadora el prefermento, el agua, las harinas y la sal. amasamos unos minutos. Tapamos con gorro de ducha, dejamos reposar unos 45 minutos y le hacemos 4 pliegues. 45 minutos después hacemos la misma operación. A partir de aquí dejamos reposar hasta que doble de volumen (unas 3 horas aproximadamente).
  • Sacamos del bol, damos forma alargada intentando crear tensión e introducimos en un baneton, tapamos con gorro de ducha o un paño humedecido hasta que haya doblado su volumen (tardará unas 4 horas)
  • Precalentamos el horno a 250º calor arriba y abajo con un recipiente pequeño apto para horno lleno de agua en la base y con la plancha celsius o, en su defecto, con la propia bandeja del horno. El precalentamiento debe ser de al menos 30 minutos.
  • Pasado ese tiempo, volcamos el pan en la bandeja o plancha y greñamos con una cuchilla. Cerramos el horno y bajamos la temperatura 230º. Cocemos durante 15 minutos.
  • Después abrimos un segundo la puerta para que salga un poco de vapor y terminamos de hornear a 205º durante 40 minutos.
  • Cuando haya terminado, sacamos y dejamos enfriar totalmente sobre una rejilla.