30.1.17

Migas de sémola en microondas (y ligeras)



¡Hola! ¡Todavía no os había deseo un feliz año nuevo! Y es que tengo la cabecita en otra cosas más que en cocinar cosas nuevas y publicar...Pero todavía tengo en la despensa algunas recetas por salir, que a ver si poco a poco me animo y las voy sacando.

La receta de hoy ha sido todo un descubrimiento. No suelo comer migas en casa, y tampoco suelo comer migas de sémola, suelen ser de pan. Pero gracias a un pequeño viaje a Granada, donde las migas de sémola es algo tan normal, pues compré sémola granaina y me puse a investigar recetas. Me pareció asombroso cuando me encontré en el blog Más dulce que salado, cómo hacer las migas de sémola en el microondas...¡y creedme que salen perfectas y superfáciles y rápidas de hacer! Además te salen mil ideas para comerlas, no solo las típicas migas con pimientos, chorizo, morcilla, etc. como las que traigo hoy (aunque un poco más ligeras de lo acostumbrado jejje) sino para acompañar cualquier día a una carne o a un pescado para aportar hidratos, hacer en ensalada como si fuera cuscús, migas con chocolate para la merienda... y muchas cosas más.


MIGAS DE SÉMOLA EN MICROONDAS

INGREDIENTES (2 personas):
  • Un vaso corto de harina de sémola para migas
  • Un vaso corto de agua
  • Un dedo de un vaso de aceite de oliva virgen extra
  • Dos dientes de ajo
  • Una pizca de sal

De acompañamiento:
  • Pimiento verde y rojo
  • Morcilla
  • Chorizo
  • Magro de cerdo
  • Granada
  • Naranja


PREPARACIÓN:

  • En un vaso ponemos el aceite y los ajos laminados y sin piel. Calentamos minuto a máxima potencia. Removemos y calentamos un minuto más.
  • Vertemos el aceite en un bol grande apto para microondas, incorporamos la sémola, el agua y la sal y removemos hasta que se haga una gacha. Tapamos con una tapadera de microondas y cocemos 2 minutos a máxima potencia.
  • Sacamos y "rascamos" con un tenedor la mezcla para ir soltando las migas y que sean los más finas posible.
  • Volvemos a meter al micro otros dos minutos a potencia máxima igualmente tapadas. Repetimos y rascamos con el tenedor hasta que estén lo más sueltas posible. Es muy fácil, ya está...
  • Para acompañar las migas cortamos unas rodajas de morcilla y chorizo y unos trozos de magro de cerdo y los pimientos en tiras gruesas. Pasamos por la sartén con un pelín de aceite cada ingrediente por separado, primero los pimentos, después los trozos de magro, la morcilla y, por último, el chorizo.
  • En el aceitito que ha quedado en la sartén salteamos las migas un par de minutos. No es demasiado, no quedan para nada aceitosas, solo toman un poco de color y sabor.
  • Servimos las migas con todos los ingredientes y preparamos un bol con granada y naranja para acompañar y "bajar" las migas.