31.8.15

Tarta de queso y chocolate blanco




Cada año intento hacerle a Pedro una tarta nueva para su cumple que se que le gustará. Le encanta el chocolate blanco, así que me puse manos a la obra con una tarta de queso y chocolate blanco que ha sido un éxito para todos los que la han probado. Pero lo mejor, a mi Pedro le encantó. Realmente le hice dos tartas pequeñas iguales, una de ellas fue sorpresa :-)

Las fotos son malísimas porque se me olvidó hacerle fotos a conciencia a las tartas, pero quería publicarla tal que así, que así fue como quedaron para su cumple :-)



TARTA DE QUESO Y CHOCOLATE BLANCO


Molde utilizado: redondo de 24 cm o para dos tartas de 20 cm y 15 cm de diámetro.



INGREDIENTES:


  • 5 huevos
  • 2 yogures naturales (250 gr.)
  • 350 ml. de nata para montar (35% materia grasa)
  • 350 gr. de queso crema
  • 350 gr. de chocolate blanco
  • 150 gr. de azúcar blanco
  • 75 gr. de harina
  • Una cucharadita de vainilla en pasta de Madagascar
  • Mermelada de cerezas casera (o al gusto)






PREPARACIÓN TRADICIONAL:


  • Derretimos el chocolate con la nata al baño María hasta que esté completamente integrado.
  • Por otra parte mezclamos el queso y los yogures batidos con el azúcar hasta que quede totalmente cremoso. Añadimos los huevos uno a uno con un batido suave, no se agrega el siguiente hasta que el anterior esté integrado en la masa.
  • Añadimos la crema de chocolate y nata y mezclamos.
  • Agregamos la harina tamizada con cuidado y mezclamos hasta que la masa quede homogénea y sin grumos.
  • Precalentamos el horno a 170º con la bandeja de horno y vertemos sobre ella dos vasos de agua.
  • Forramos el molde con papel de horno, tanto la base como las paredes y, por fuera cubrimos la base con papel de aluminio.
  • Añadimos la masa justo antes de meter en el horno. Colocamos el molde sobre una rejilla que pondremos encima de la bandeja de horno. La tarta se hará al vapor durante 60-70 minutos. Comprobaremos con una aguja, estará lista si la aguja sale limpia.
  • Sacamos del horno y dejamos que se ponga a temperatura ambiente. Después metemos en el frigorífico (sin desmoldar) al menos 6 horas.
  • Cuando vayamos a emplatar, desmoldamos la tarta y la pasamos al plato de servir.
  • Agregamos la mermelada generosamente por encima.