iCook. El manual de cocina para emancipados



Después de seis años de emancipación y mucho, pero que mucho tiempo metida en la cocina, no pensaba que un libro como iCook. El manual de cocina para emancipados, de Isma Prados (Editorial Planeta), podría servirme de ayuda en ciertos aspectos. Tengo que dar las gracias a María Medina por pensar en mí para enviarme el libro y hablar sobre él.

Su autor, Isma Prados, ha trabajado en la televisión autonómica de Cataluña con diversos programas de cocina. Desde el año pasado sustituye a Eva Arguiñano en el programa de laSexta2 "Hoy cocinas tú". Ha publicado varios libros y este parece ser el libro más completo, donde comparte todas sus conclusiones sobre la alimentación doméstica.

iCook, cómo bien dice su subtítulo, más que un libro que recetas, es un manual de cocina que está muy bien organizado en sus apartados:



Primeramente habla de los grupos de alimentos: farináceos, lácteos, proteína animal, frutas y verduras, grasas saludables y alimentos de consumo ocasional. Intenta, de una manera fácil y cómoda, que aprendamos a contar por raciones, y explica cuántas raciones diarias de cada grupo de alimentos son necesarias. Todo con iconos muy fáciles de retener en la memoria y con ejemplos prácticos de menús diarios.




A continuación habla de cómo organizar el menú semanal previamente contando con todos los grupos de alimentos y todas las raciones necesarias de cada uno de ellos, y cómo este ejercicio nos permite realizar la lista de la compra de manera más concreta, ahorrándonos la compra de productos innecesarios que pueden echarse a perder. Este idea me parece magnífica, creo que es lo que todos debemos hacer para comer bien y racionalizar y administrar los alimentos y el dinero que gastamos en comprarlos. Pero creo que es una utopía. En mi caso sólo organizo los menús previamente cuando estoy a dieta, para que nada me resulte una sorpresa. Y aunque sí intento realizar una ingestión equilibrada de alimentos durante la semana (es decir, comer pescado 2-3 veces, legumbres un par de veces, 5-6 raciones de fruta y verdura diarias, etc,etc), normalmente pienso en los platos que voy a realizar de un día para otro. Supongo que nos pasará a casi todos, ¿verdad? Primero compramos y después pensamos lo que vamos a cocinar. De todas maneras, sí tiene un punto positivo, Isma Prados deja espacio a la improvisación, a que surja salir a cenar o tapear con los amigos, aunque intenta que la elección de lo que se pida sea lo más equilibrada posible.

¡Ah! Algo que me ha parecido muy práctico y que no yo no realizaba, es hacer la lista de la compra por secciones del supermercado, así cogeremos lo necesario de cada lugar y no daremos vueltas buscando tal o cual alimento. Eso supone un ahorro en el bolsillo, porque al dar menos vueltas existen menos probabilidades de que se antojen cosas nuevas.





Un apartado de libro muy interesante es cómo aprender a identificar los alimentos más frescos, tantos en carnes, pescados y frutas. Lo hace de una manera escueta y bien explicada. También hace un recorrido por el mundo de las conservas, su etiquetado y la clasificación de los tipos de conservas (productos frescos refrigerados, conservas en aceite o salmuera, congelados, productos frescos envasados al vacío, productos cocinados al vacío).





Guardar la compra se hace por intuición, pero hay veces que nos equivocamos. Isma explica cómo y dónde guardar los alimentos, empezados o no, en la despensa, en la nevera o en el congelador. Sugerencias y recomendaciones bastante prácticas.





Ya más cercanos a la cocina, Isma explica cuál es el material imprescindible para meterse en faena: sartenes, cazos, vajilla, batidora, envases de plástico, cuchillos, etc...Me ha parecido un resumen magnífico de todo lo imprescindible para manejarse con soltura en la cocina.





Y metidos en el ajo, Isma explica lo importancia de la mise en place, de la preparación de todos los ingredientes antes de cocinar: pelar, lavar, cortar, picar o triturar (y cómo hacerlo), la importancia de mantener bien diferenciadas la zona de manipulación de los alimentos y la zona de cocción (algo que yo no pongo mucho en práctica y debería hacer....) sin que pase ningún material, que no sean los alimentos, de una zona a otra...Las técnicas de cocción más usuales y fáciles....





Y cómo "conclusión", iCook cuenta con un recetario muy original, basado en menús completos de comida y  cena con platos únicos que sólamente van acompañados en ocasiones por algún postre o entrante como complemento. También cuenta con algunos ejemplos de desayunos y tentempiés saludables.


Sinceramente, me ha parecido un libro muy completo. Pienso que es imprescindible adquirir toda una serie de conocimientos que creo básicos, como los que Isma Prados ha reflejado en su libro, para que cocinar sea una diversión y no una desesperación. A veces el desconocimiento en la conservación de los alimentos o en cómo cocinarlos para que nos resulten más sabrosos, hace que mucha gente se lance a la calle a comer y se meta cada vez menos en la cocina.

Lo mejor, además, es que Isma apuesta por una alimentación saludable con unos platos sencillos (que se elaboran en menos de 30 minutos), baratos e ilusionantes para los más novatos en la cocina. Creo que por ahí hay que empezar la relación de amor con los fogones. De hecho, los que ya nos hemos enamorado completamente de la cocina tenemos que seguir con esa filosofía de la cocina sencilla, sana y rápida, y no sólo dejar este tipo de platos cuando "no tenemos ganas de cocinar".

Si han llegado hasta aquí leyendo, a lo mejor les ha interesado el libro. En este enlace, se puede descargar el primer capítulo del libro, por si quieren echarle un vistazo. Creo que merece la pena leerlo y tenerlo, que aunque la mayoría de los blogueros tenemos muchos conocimientos adquiridos que vienen recogidos en este libro, no está demás que nos refresquen a veces la memoria. Y para los recién emancipados, altamente recomendable.


Tomates con magro (o magro con tomate)



Nadie, excepto mi madre, he oído denominar a este plato como "tomates con magro". En todos los bares y las casas se habla de magro con tomate, ¿verdad? Menos en la mía. Yo siempre he estado acostumbrada a esta anticipación del tomate sobre la carne, no sé si por tradición o porque llevan tanto tomate que predomina sobre la carne. Pero qué haríamos sin ese tomatito para mojar....

Verduras a la plancha



Hoy, más que una receta, os dejo una idea. Las verduras y hortalizas deben encontrarse en todos nuestros platos. Deben formar una parte esencial de nuestra dieta por su aporte en nutrientes y vitaminas, y además ¡tienen pocas calorías! Unas verduras de calidad y bien cocinadas pueden ser un verdadero manjar.

Pastel de calabacín



Ya estoy de alta, después de más de dos semanas con la varicela y sus consecuencias, ayer mi médico ya me dijo que era hora de trabajar. Me queda tos y muchos mocos, pero esto ya no es nada para cómo he estado de malita. Tengo ganas de estar completamente bien físicamente, porque a mí la primavera me encanta disfrutarla, salir, pasear, hace deporte y muchas cosas más aprovechando las horas de luz y buen tiempo.


Tiramisú de fresas



Con este tiramisú de fresas comienzo con mi intención de reeditar algunas recetas antiguas, con mejores fotos, recomendaciones y en algunos casos seguramente, con la receta mejorada también.

Ensaladilla rusa



Después de estar una semana muy malita con la varicela y, aunque todavía no me he recuperado del todo, me siento con fuerzas de sentarme delante del ordenador y ofrecerles una de mis recetillas.


Tortillitas de bacalao




El bacalao es el ingrediente estrella de las comidas de Semana Santa, y no pasa un año en que no comamos tortillitas de bacalao. En otras casas tienen la tradición de hacer buñuelos de bacalao (de una manera más o menos parecidas a las tortillitas) o albondiguillas de bacalao para acompañar al potaje. Todo los los viernes santo, como ya os he comenado, nos reunimos en la casa de mis padres, casi con la misma tradición que si se tratara de una Nochebuena, para comernos el menú de Semana Santa. Esto es: potaje de garbanzos con bacalao, tortillitas de bacalao, bacalao frito y arroz con leche. Este año el menú ha sido aumentado con mis torrijas.

Torrijas de azúcar y canela



Como ya comenté en la entrada del pan para torrijas, este dulce típico de Semana Santa se encuentra en la gran mayoría de pastelerías de España y en muchísimas casas. Yo he querido rendir culto a la tradición, aun siendo muy poco religiosa, de la gastronomía de estas fechas.


Pan para torrijas




Las torrijas es un dulce clásico de Cuaresma y Semana Santa que no falta en estas fechas en ninguna pastelería de España. Como comenté con las gachas dulces, en cada región se elaboran de una manera diferente, cada casa con su peculiaridad.

Gachas dulces con miel y frutos secos



Las gachas dulces es un postre típico de la Semana Santa en muchos lugares de España. En Málaga hay dos maneras tradicionales de acompañar las gachas: con canela molida y pan frito, o con miel (preferentemente de caña) y frutos secos, que es la versión que hoy os presento.

Potaje de garbanzos con bacalao




Como casi todos los amigos y amigas blogueras, en la Semana Santa  nuestros blogs se convierten en un monográfico de recetas tradicionales típicas de esta semana que, afortunadamente no queremos perder.