Otras cocinas

Otras vivencias gastronómicas

Otros mundos

Pan rústico con espelta




No quería despedir el mes de mayo sin publicar una receta de pan. Desde que empecé mi andadura con este blog he ido aprendiendo muchísimo de los alimentos y sus propiedades, he descubierto recetas innovadoras y también recetas tradicionales, he mejorado mis fotografías culinarias, he entrenado mi paladar...y lo mejor que me ha pasado desde entonces (además de conocer, gracias al blog, a gente maravillosa) es haber aprendido a hacer pan en casa.


Costillas guisadas




Este plato lo tengo guardado no sé ya de cuanto tiempo. Imaginaros, si hace más de tres meses que no puedo comer cerdo...Es una receta de Lucía, mi suegra. Muy sencilla y a la vez deliciosa. Espero que os guste.


Potaje de hinojos





Este potaje es típico de Málaga, sobre todo de la zona de la Axarquía. Aproveché unas buenas ramas de hinojo que recogimos en el campo, cerca de Alcaucín, en un magnífico día que pasé con mis amigas Reme y Mª Ángeles, y en compañía también de Amalia, que nos enseñó la zona, nos abrió su casa, su huerto y sus conocimientos. Gracias Amalia por tu amabiblidad.

Tarta Joma (sin leche ni azúcar)



Para estar hecha la foto  encima de la lavadora no ha salido muy mal, ¿verdad?  jajajajaja Pocas cosas nuevas he cocinado mientras he estado de obras, pero la tarta era de obligado cumplimiento. Mi padre cumplió años hace un par de semanas (se llama Jose María) y por supuesto tenía que sacar un rato para hacerle una tarta. Él es diabético, aunque en los cumples siempre se ha comido su cachito de tarta con el azúcar que tuviera. Este año me he atrevido a sustituir el azúcar y además también la leche de origen animal debido a mis intolerancias, y a mí padre también le viene mejor.


Pollo con col





Ya me queda menos con las obras, para final de semana yo creo que estará todo listo ¡Amén!


Crema de brócoli y calabaza




Soy una enamorada de la cuchara: los potajes de legumbres, guisos, sopas, cremas....y para muestra esta crema de brócoli y calabaza que me enamoró en cuanto la probé. Los productos de la casualidad que surgen de los restos de comida delaquenosesabequéhacer a veces sorprenden y mucho. Y tengo claro que esta crema la volveré a hacer, ya de manera intencionada.